Fedellar: trasteando en red

Fran G. Quiroga
Investigador

En Trasliste (Láncara, Lugo), la antigua escuela unitaria (en la actualidad, un centro social) se convirtió durante 3 horas del viernes 23 de octubre en un fablab, ese lugar especializado en la fabricación en 3D y en la producción de objetos a escala personal. Una de las grandes revoluciones en la fabricación es la referida a la potencialidad que tienen las impresoras en 3D: facilitan que cualquiera de nosotras sea capaz de imprimir aquel objeto que desea, desde una tabla de surf hasta unos zapatos. Las potencialidades son infinitas. Y más si somos capaces de ligarlo a las necesidades ciudadanas.

El Encuentro EU AMO FEDELLAR (enredar, trastear, en español, ¿haciendo el trasto?) celebrado en este lugar tenía como objetivo servir de botón de muestra de una comunidad que co-trabaja para desarrollar maquinaría agrícola en código abierto. Conocer las diferentes posibilidades para autodesarrollar o arreglar nuestras propias herramientas era una de las intenciones de este encuentro. Gracias al aproximadamente medio centenar de personas que acudieron, se pudo comprobar las potencialidades de este tipo de comunidades y las limitaciones, sobre todo legales, que aún existen.

eufedellar

El encuentro impulsado por la Red ReVOLTA (siete grupos de investigación de las universidades gallegas que trabajan en torno al medio rural), el colectivo de creación contemporánea Montenoso, la ONG Enxeñería sen Fronteiras, el colectivo Makers de Lugo, la Asociación Galega de Amigos de Maquinaría Agrícola Clásica, y el Colexio Alcalde Xosé Pichel de Coristanco se inserta dentro del movimiento de las economías en código abierto y parte de dos fuentes principales: La primera, la capacidad propia de los gallegos y gallegas que historicamente han acreditado una capacidad de autosuficiencia. Y, por otro lado, parte del proyecto Open Source Ecology, una comunidad que lleva trabajando tiempo en el desarrollo de maquinaría agrícola en código abierto.

Abrió la sesión Lourenzo Fernández Prieto, catedrático de historia contemporánea de la USC y coordinador de la rede de grupos de investigación ReVOLTA, que analizó el carácter innovador de las personas dedicadas a la agricultura y la ganadería a lo largo de la historia. Subrayó la necesidad de revertir las afirmaciones que consideran reaccionario al medio rural a la innovación. A continuación Pablo Blanco, co-coordinador de Montenoso, explicó su experiencia personal en el diseño y manufactura de un producto como una tabla de surf y de como uno puede adaptar este tipo de objetos desde las necesidades personales. Posteriormente Sergio Fernández de Enxeñería Sen Fronteiras analizó la importancia de trabajar con tecnologías que amplíen nuestra autosuficiencia y no generen dependencias e incidió en el papel de la emancipación que supone el uso de tecnologías libres.

Tras el descanso, con café y membrillo casero, Tucho Méndez del CPI Alcalde Xose Pichel de Coristanco mostró el trabajo impulsado con los alumnos y alumnas del colegio de primaria. Han ido desarrollando diferentes robots, como herramientas pedagógicas que permiten aprender haciendo y sobre todo conocer qué hay detrás de los aparatos electrónicos que usamos en nuestra cotidianidad. A continuación Marcos Vázquez, presidente de la Asociación Galega de Amigos de Maquinaría Agrícola Clásica, hizo un repaso de los diferentes cambios que ha habido en los tractores y el papel que desde la asociación ha impulsado para valorizar este rico patrimonio. Por último, Jesús Toural de Makers Lugo ilustró la posibilidad de arreglar tractores mediante el uso de autómatas programables como es Arduino y el ahorro que supone el uso de este hardware libre.

La jornada concluyó con la respuesta a la pregunta de si es posible impulsar una comunidad desarrolladora de maquinaría agrícola en código abierto. La impresión general fue que es necesario impulsar esta línea de trabajo. Las potencialidades son muchas y hay muchas mentes creativas que pueden ayudar, sumando esfuerzos y poniendo en común todos estos saberes. En definitiva, como se señalaba al principio este encuentro sirvió como un punto de partida, como esa palanca para continuar trabajando por el impulso de una comunidad desarrolladora de maquinaría agrícola en código abierto. Y en eso están: fedellando en red, enredando, haciendo el trasto.

 

También en el 4º Poder en Red:

– La cocina frente al laboratorio

– Movimiento Maker: fabrica tu independencia

– El poder de la ciudadanía digital(izada)