La lupa

Otra manera de ir a Siberia

British Petroleum anunció ayer el próximo cese de su consejero delegado, Tony Hayward. Deja a sus espaldas los peores resultados financieros de la historia de la compañía y una estela de críticas por su gestión del vertido en el golfo de México. Hayward será destinado a Siberia. Sí, esa estepa a la que la Rusia zarista y la URSS enviaban a sus enemigos. Eso sí, Hayward irá como consejero de una filial de BP, con una pensión de 715.000 euros al año, y seguro que no vivirá en un gulag. Ya hubieran querido Dostoyevski y Solzhenitsyn tal castigo.