80 colectivos memorialistas exigen a los partidos el fin de la impunidad franquista

 

560-encuentro-horizontal-copia2Pedro A. García Bilbao

Foro por la Memoria de Guadalajara, asociación firmante de Encuentro de Memoria

El proximo día 26 de junio tendrán lugar unas elecciones generales de las que saldrá el gobierno que deberá hacer frente a problemas acuciantes como las exigencias comunitarias de recortes, la crisis económica o la creciente fractura social por la precariedad y el paro: las respuestas a estos desafíos transcurren por caminos diversos, y un resultado u otro pueden implicar escenarios muy distintos. Pero en paralelo a todos estos problemas urgentes, hay algunas cuestiones de fondo necesarias que no se han resuelto y que, en cierto modo, nos dan medida de la poca densidad de la democracia española: se trata de la cuestión de la impunidad del franquismo y la situación de las víctimas de la dictadura.
A día de hoy, en 2016, seguimos sin avances significativos en este campo, siendo la explicación tan clara y sencilla como reveladora: el régimen franquista sigue siendo considerado legal, legales sus sentencias y tribunales y, con ello, criminales aquellos que lucharon por las libertades de todos y contra la dictadura. Se han prodigado los homenajes públicos y, en ocasiones discursos de alabanza, pero el hecho es que Blas Infante y Lluis Companys —si se nos permite simbolizar en ellos a las cientos de miles de victimas—, siguen siendo criminales para el estado español actual.

Nos dicen algunos que estas cuestiones no son prioritarias y que dividen; sin duda, nos dividen entre demócratas y partidarios de mantener la impunidad, es natural que unos y otros tengan distintas prioridades. Ocurre igualmente, que hay muchas personas y organizaciones que sencillamente no se han parado a reflexionar sobre las implicaciones de la impunidad o sobre el hecho de que se mantenga; consideramos que es necesario el diálogo y aclarar estas cuestiones con plena libertad. Son los valores democráticos los que deben conformar las bases de nuestra convivencia y nada de esto puede dejarse de lado.
Es muy lícito preguntarse, por tanto, qué plantean al respecto los partidos y fuerzas políticas que concurren a estas elecciones. También lo es que la posición conjunta expresada por 83 asociaciones memorialistas y colectivos de víctimas tanto de España como del exilio reunidas en la llamada Carta de Vicávaro, sea conocida, debatida y expuesta públicamente, exigiendose así una toma de posición por los distintos partidos políticos.
El 17 de octubre de 2015 tuvo lugar en Vicálvaro (Madrid), el I Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del franquismo. El encuentro logró un acuerdo sólido entre más de 80 colectivos participantes, que se plasmó en una serie de medidas consideradas como imprescindibles para poner fin a la impunidad y al total abandono en el que se ven todavía las víctimas. Esta serie de medidas, denominada Carta de Vicálvaro, fue ratificada en el II Encuentro, celebrado el pasado 16 de mayo de 2016, añadiéndose una propuesta de Ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del franquismo. La Carta de Vicálvaro exige una respuesta por parte de los partidos y desde luego, por los diputados que sean electos y el gobierno resultante.

Entre otras medidas, la Carta de Vicalvaro, exige, en literalidad de su texto:
1º La condena del franquismo como régimen criminal en los términos declarados por la ONU en 1946.
2º El reconocimiento jurídico, político y social de las víctimas del franquismo, y el nazismo, así como a cuantas personas defendieron la legalidad republicana dándoles similar trato y reconociéndoles los mismos derechos que los reconocidos a otros colectivos.
3º El cumplimiento de la legislación internacional en materia de derechos humanos y de las recomendaciones de la ONU y de los expertos internacionales.
4º Declaración de nulidad de todas las acciones legales represivas del franquismo.
5º Anulación de la Ley de Amnistia de 1977 en todos los apartados que permitan la impunidad de los crímenes franquistas.
6º Localización y judicialización de todas las fosas del franquismo.
7º Reconocimiento como un problema de estado el robo masivo de bebés.
8º Creación de una fiscalía especializada para la investigación de los crimenes franquistas.
9º Exigencia de responsabilidades y reparación a aquellas empresas e instituciones que se beneficiaron del trabajo forzado de prisioneros políticos.
10º Compromiso de elaboración de una Ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas del franquismo.

La Carta de Vicálvaro detalla además numerosos problemas que no han encontrado todavía respuesta adecuada por parte de la democracia española. Estos diez puntos que aquí resumimos son solo una muestra de las demandas defendidas y consensuadas por las asociaciones y colectivos participantes. No se puede dejar de reconocer que la realidad legal española sigue considerando «rebeldes» y niega la condición de resistentes a los que lucharon contra el golpe y la dictadura, olvidando totalmente a las víctimas, mujeres, hombre y niños de toda edad y condición que fueron perseguidos, robados, expoliados, maltratados y en gran número de casos encarcelados o asesinados. Consideramos que un estado democrático no puede estar basado en la impunidad total de tales crímenes. Es una exigencia moral y política de primer orden poner fin a esta situación y lograr con ello darle pleno sentido a las palabras verdad, justicia y reparación.
Exigimos que las diputados electos y el nuevo gobierno tras las elecciones, pongan fin al total desamparo de las víctimas del franquismo y acaben con la impunidad ya de una vez. Este es un llamamiento a todos los que se consideren demócratas, no importa su filiación o partido. No hay excusa alguna para eludir tal exigencia moral. La Carta de Vicálvaro declara por su parte, su plena disponibilidad para debatir y exponer sus demandas con todas las fuerzas políticas e institucionales. No es la dignidad de los resistentes y la de las víctimas la que está en juego, sino la del estado español.

El próximo día 16 de junio las organizaciones que sostenemos la Carta de Vicálvaro llevaremos a cabo una concentración en la Puerta del Sol de Madrid a las 20.00 h.
e-mail: encuentrodelamemoria@gmail.com