La NASA envía un fotógrafo a la Luna

grandenasa.jpg

colnasa2.jpgHace una semana la NASA celebró su 50 aniversario y yo me propuse hacer un post hablando sobre el tema. Suelo buscar de vez en cuando en la página web de la NASA ciertas fotografías para el periódico y suelo cantar: “Que me pongan con la NASA”. Y alguien en la mesa suele responder: “¿Qué pasa?”. Pero mi compañero esbirro Miguel me mostró un artículo donde se hablaba de las cámaras fotográficas que llevaron Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, en su viaje a la Luna. Me puse a investigar y encontré imágenes e información sobre el tema. Tened en cuenta que no se trata de una noticia de actualidad sino de algo que ocurrió en 1969, cuando la tecnología digital era ciencia ficción.

Cuando se preparaba la misión se planteó la importancia de documentar el que sería el mayor viaje de la historia realizado por el hombre. La fotografía era y supongo que sigue siendo, la manera mas fiable de reflejar la realidad y de crear documentación sobre un suceso. Por lo que se llego a la conclusión de que deberían existir este tipo de documentos sobre el viaje y que se debía equipar a los astronautas con cámaras fotográficas.

En las primeras misiones tripuladas de la NASA resultaba imposible que el astronauta llevará ningún tipo de cámara ya que debía estar pendiente en todo momento de los controles de la nave. La primera cámara con la que se equipó a un astronauta fue una Anso Autset durante una misión Mercury. Una cámara de 35mm, de visión directa, totalmente automática y que se podía comprar en cualquier tienda de aquella época. El diseño de la cámara traía ciertos problemas que se tuvieron en cuenta en el viaje del Apollo11. Las cámaras estaban diseñadas para pegar el ojo al visor y no para ser utilizadas con un casco. Se colocó un visor nuevo y se tuvo que incorporar una empuñadura para que pudiese ser utilizada con los gruesos guantes del traje espacial.

Al tratarse la misión Apollo11 de un viaje tan importante se necesitaban unas imágenes de buena calidad que permitiesen reproducciones de gran tamaño y que proporcionasen información suficiente para ser estudiadas en el futuro una vez de vuelta en la Tierra. Por ello se pasó del 35mm al medio formato. También se necesitaba que se pudiese cambiar la óptica por delante y se pudiese cambiar la película por detrás con facilidad.

La cámara elegida para ir a la Luna fue la Hasselblad 500 EL. El tamaño, las lentes intercambiables Zeiss, los chasis de la parte trasera y su fácil manejo, la hacían perfecta para el viaje. De cualquier modo se tuvieron que realizar ciertas modificaciones. Se retiró el espejo y el visor. Se tuvo que eliminar el papel que acompañaba a la película en el carrete para aumentar el número de exposiciones por chasis. Al mismo tiempo se fabricó una película mas fina y de mayor longitud y se modificó el chasis para conseguir 200 exposiciones en película de color reversible y 170 en B/W.

Del mismo modo se modificó la mecánica de la cámara que debería sufrir grandes fuerzas G durante el despegue, cambios de presión del aire, temperaturas extremas, radiación solar y un alto porcentaje de humedad durante varios días. Muchas de las modificaciones, sobre todo las relativas al cambio de los controles para manejarla con el traje espacial, fueron incorporadas en los siguientes modelos de la marca.

También se tuvo en cuenta a la hora de elegir la película el comportamiento de la luz en la Luna donde no existe atmósfera. La difusión de la luz es menor y el contraste entre las zonas de sombra y las zonas iluminadas es mucho mayor. En la última foto de la columna se puede ver la información sobre la exposición requerida que tenía incorporado el chasis. La exposición, la elección del número f, dependía de la posición del sol con respecto a la toma.

Se pueden observar en algunas imágenes una serie de cruces que dividen la foto en cuadros 5×5. Se ve claramente en una toma involuntaria que hay en la columna. Estas son fotografías tomadas con la Lunar Data Camara, la cámara que lleva anclada al pecho el astronauta de la foto que encabeza el post. Era un modelo especial con acabado gris perla para evitar la radiación solar en la atmósfera lunar y que tenía un cristal esmerilado con las cruces que aparecen en las fotos pegado al plano de la película. Este era el Reseau Plate. Serviría para controlar aberraciones y haría posible el calculo de volúmenes y distancias. Decir que en la misión apollo11 se llevaron dos Hasselblad 500EL y una Hasselblad Lunar Data Camara.

Hay que tener en cuenta que la NASA desarrolló la fotografía en muchos sectores durante la carrera espacial. Para poder rodar el lanzamiento se crearon carcasas que aguantaban altísimas temperaturas y que contenían cámaras de 16mm que se accionaban por control remoto. Se fotografiaban los cables antes y después de la conexión para comparar con otras misiones y descubrir fallos. Se utilizó fotografía microscópica y telescópica para preparar la misión. Se realizaron grandes avances en la fotografía multiespectral para ver la reacción de los materiales a la radiación y registrar diferentes tipos de longitud de ondas.

Aunque las fotos tomadas por los tres astronautas y que podéis ver en la columna, esta fotografía que la NASA en sus informes llama “pictórica”, es sin duda alguna la más apasionante. Da la sensación al ver las imágenes de que en realidad no eran astronautas los que llegaron a la Luna, sino que eran fotógrafos. ¿De qué hubiese servido llegar hasta allí si se hubiesen olvidado de quitar la chapa del chasis? ¿De qué hubiese servido si no traen ni una mísera foto de aquel viaje?

“Un pequeño paso para un fotógrafo, un gran paso para la humanidad.”

Podéis encontrar mas información, todas las fotografías y el informe técnico sobre la fotografía en la misión Apollo11 en esta página.

Decir que la foto que encabeza el post es de una misión posterior al Apollo11. No existen fotos de Buzz ni de Armstrong en la luna con la Lunar Data Camara colgada.