Otras miradas

Almeida, se lo debes a Usera: recupera el Teatro Almendrales

Félix López-Rey

Concejal de Más Madrid

Una persona sale del metro del distrito de Usera, Madrid (España), a 18 de septiembre de 2020.- Eduardo Parra / Europa Press

Me pregunto qué puede mover a un representante público a no querer que un barrio sin equipamientos culturales tenga un centro cultural. Es más, que se oponga a que la juventud de un barrio en el que proliferan el fracaso escolar y el paro pueda usar las instalaciones de un teatro ya construido y acabado que, con una inversión mínima, podría ponerse en marcha. Hablo del Teatro Almendrales, en pleno corazón de Usera, un edificio que casi se acabó en tiempos de Tierno Galván. Lástima de casi, porque los sucesivos gobiernos del Partido Popular no lo acabaron, lo han abandonado, gobierno tras gobierno, hasta hoy, cuando sigue siendo un edificio fantasma.

Una de las cosas que me propuse cuando volví a ser concejal de nuestra ciudad fue hacer todo lo posible para que se acondicionara esta instalación para el barrio de Almendrales, para sus jóvenes. Además, hay un movimiento creciente de talleres teatrales en el que cada vez participa más gente.

Y más cuando Usera es el cuarto distrito de Madrid con más absentismo escolar, tan solo el 9% de la población tiene licenciatura universitaria, hay un 12% de tasa de paro –dos puntos por encima de la media de la ciudad- y es uno de los cuatro distritos de Madrid con más casas de apuestas. Cómo no aprovechar un edificio público ya hecho para dar una alternativa de actividades y de ocio.

En este mismo mandato, el Ayuntamiento enseguida llegó a un consenso sobre el Teatro Almendrales. Todos los grupos municipales votamos a favor de una propuesta de Más Madrid en el Pleno en noviembre de 2019 para recuperarlo. PP y Ciudadanos debieron apoyar de cara a la galería, porque dos años después comprobamos que no hay nada hecho ni intención de hacerlo.

Tuve –iluso de mí- algún momento de esperanza cuando vi que en 2021 presupuestaron 300.000 euros de inversión, pero ha resultado que no han usado ni un euro. Para este año, los concejales tránsfugas dijeron en el debate del Pleno de presupuestos que la recuperación del teatro se incluiría en el acuerdo por el que han permitido a Almeida sacar adelante sus cuentas, pero la realidad es que no hay ni un euro previsto.

Tras más de 50 años de activismo para intentar mejorar la vida de los barrios, mis años de concejal de IU y ahora con Más Madrid, sé de sobra que, con voluntad, todo puede hacerse. También sé que cuando los gobiernos conservadores están en el poder, les importa poco o nada mejorar las condiciones de vida de la población madrileña que vive en el sur y en el este de la ciudad. Lo vemos todos los días, con calles sucísimas, carencia de bibliotecas, de zonas deportivas... En general, con la falta de oportunidades y de inversión pública.

El Teatro Almendrales es un símbolo del abandono y de la desidia con la que se trata a una gran parte de la población madrileña. Me he propuesto recuperar el Teatro Almendrales como sea, me niego a que el barrio no tenga su centro cultural. Se lo debemos a nuestros jóvenes, se lo debemos a Usera.