Palabra de artivista

Santiago Segura, no soy tu chiste

nosoytuchiste1El pasado viernes, TVE tuvo la ocurrencia de regalarnos uno de esos infames refritos de verano con el mismo encanto que un menú degustación de Hannibal Lecter con los que intentan suplir la creciente ausencia de profesionales (despedidos por el PP). El programa en cuestión se presenta como Viaje al centro de la tele, el programa que rescata con humor el archivo de TVE -Los viernes en La 1 a las 22.15- Con la voz de Santiago Segura. El guión —menos inspirado que un asmático sin inhalador— era leído con notable desgana por el perpetrador de la franquicia Torrente en otro de sus múltiples trabajos alimenticios (a juzgar por la abundancia debe estar surtiendo a toda África... mientras paguen le leo hasta el obituario a Hitler).

Las gracietas, a lo Paco Martínez Soria o Pajares en pleno furor del destape, se sucedían con anodina sosez y parecían sólo ensañarse en todo el que en los 80 ó los 90 se hubiese atrevido a ser diferente (se echó de menos algún chascarrillo pueblerino sobre Bertín Osborne cantando esa profundísima letanía ontológica que planteaba un paradigmático "Buenas noches señora, buenas noches señora... hasta la vista" con su traje de oficinista Massimo Dutti y su brillantina Alianza Popular, pero esos prebostes del facherío no parecen ser criticables), hasta que aparecieron unas imágenes de Boy George y el comentario de Santiago Segura revolvió las tripas de varias generaciones de maricas torturados por la ignorancia: "Este muchacho en muchos pueblos habría sido arrojado al pilón sin contemplaciones. Boy George, un antecedente musical de la señora Doubtfire", soltó con cierto regodeo, complicidad y euforia (aparece en el minuto 28 del video).

nosoytuchiste4Yo me enteré de este agresivo comentario por un amigo tuitero que llamó mi atención, ofendido, sobre el tema. Inmediatamente se sucedieron las denuncias de otros gays y heteros atónitos ante la ofensiva agresión homófoba (una más) perpetrada por TVE (no les basta con censurar cortando besos gays en la reemisión de series). Igualmente ofendido, tuiteé con mención al locutor del comentario Santiago Segura. Sorprendentemente, su respuesta no se hizo esperar y fue tan desafortunada como el comentario, adoptando un tono paternalista machista (y tratándome en femenino a pesar de ver mi foto y mis contestaciones en masculino) que denotaba cierta soberbia. Nos enfrascamos en una discusión tuitera bastante absurda. Fue entonces cuando me enteré de que el director (y aparentemente guionista) del programa era mi antiguo compañero de Corazón de... Pedro Santos. Sin dudar le alerté sobre lo homófobo del comentario. La respuesta de ambos (director: Pedro Santos y locutor: Santiago Segura) fue negar insistentemente la homofobia del comentario y enzarzarse en una ristra de explicaciones y justificaciones pero pedir disculpas por si acaso. El hilo es este (bastante extenso, pero si queréis ver el debate ahí lo tenéis).

ssegura-shangay-twitter-cut2

Tristemente tanto Santiago como Pedro Santos insisten en pedir disculpas, pero negar la homofobia del comentario y tildarlo como simple humor es la estrategia habitual para "normalizar" e invisibilizar la homofobia: hacerla pasar por humor. ¡Qué casualidad que el comentario se haga con el único artista abiertamente homosexual e icono de la liberación gay que aparece! Es lo de siempre: es que no tienes humor, eres quisquilloso, como se atreve a espetarme Santiago Segura ignorando de lo que habla. Tú deberías estar acostumbrado a la humillante ridiculización de un icono, un ídolo, un modelo que cambió la sociedad (tú no lo entenderías jamás, Segura, porque te has limitado a reproducir lo más chusco, facilón y zafio para complacer a las masas; jamás has intentado desafiar sus prejuicios). Los que vais de "humoristas" o ironía o sarcásticos, en realidad estáis rescatando la discriminación que tanto gusta al ignorante. No es casual que el objeto del humor siempre sean mujeres, homosexuales, discapacitados y extranjeros o personas migrantes: misoginia, homofobia y racismo (habría que unir a esos la discafobia como llama mi amado luchador de DDHH Víctor Villar Epifanio al odio o temor a la discapacidad). Esos son los tres pilares del "humor". Del que te sustenta a ti y a otros que vais de transgresores y en realidad sois hipócritas que recuperáis lo que muchos luchamos por erradicar de la sociedad con enorme esfuerzo.

nosoytuchiste3En un momento me preguntaste narcisista: "¿En serio crees que soy homófobo?". Sí, querido Santiago, por supuesto que eres homófobo. A tu defensa de un comentario homófobo me remito. Pero, ante todo, al hecho de que creas que se puede no ser homófobo en esta sociedad homófoba. Hasta yo soy homófobo si no me cuido muy mucho. Porque es lo que hemos mamado desde pequeños, porque, gracias a gente como tú y el programa de marras, es lo que seguimos mamando. Pura homofobia. Porque esa atrocidad que creéis los homófobos de que una agresión homófoba o homofobia sólo es dar una paliza de muerte a un "maricón" es la más peligrosa de las mentiras filtradas por el sistema. Porque lo que mata a muchos homosexuales es el goteo constante de "gracietas" como la tuya el viernes. Humillantes comentarios que van socavando la autoestima, la intención de sentirse integrado, el recordatorio constante de que te odian y te pueden y deben agredir por ser diferente, de que eres diferente y eso justifica la agresión que "debes tomarte con humor por haberla provocado".

Fueron varios los activistas y personas —gays y no gays— que insistieron en decirles que era ofensivo, homófobo y dañino. Pues ellos no se bajaron de la burra. "Si he ofendido a alguien pido disculpas, pero...." fue la respuesta una y otra vez. Recordaba al insultante comunicado de la Universidad de Extremadura negando la homofobia de los asquerosos apuntes homófobos de la ultrahomófoba y machista profesora del Opus-Dei Leonor Gómez Cabranes.

nosoytuchiste2Me ofende especialmente el empeño en tratar el tema como algo del pasado. Para intentar explicarles que no era así y que por eso era muy peligroso ese "humor" con las agresiones les puse un enlace a una noticia de este julio 2014: El colectivo gay es el más atacado en España, pero ambos se hicieron los tontos e ignoraron el escalofriante dato.

Pero lo peor es la normalización de la homofobia negándola. Como le dije a Segura, la homofobia no es humor. Llevan años diciéndonos que tenemos que aguantar bromas humillantes... ¡NO! Y el debate de que la homofobia sólo es humor me asquea. No tenemos por qué soportarlo.

Él, como toda defensa, se intentó poner en el grupo de las victimas contando una chorrada de anécdota que creía que le equiparaba a las victimas de (toda una vida de) homofobia:

Año 81, en un pueblo de Toledo me tiraron a un pilón por llevar el pelo largo (antes tenía). Ser diferente es difícil.

Santiago, querido, tú has hecho una carrera de entretener y divertir al sistema riéndote de los marginados, así que no vengas a intentar vender tu disidencia inexistente. Tú has sido un privilegiado hombre heterosexual blanco que se ha aprovechado del sistema para ganar poder. Jamás has defendido una opinión que fuese polémica o antisistema. Te presentaste a todo lo peor de los concursos y televisión, justificando el ganar dinero como único criterio (hasta me lo contaste en una conversación telefónica que tuvimos en los 90 en la que me explicaste que tu padre había sufrido mucho y ganado poco y tú harías cualquier cosa por ganar dinero). Así que me parece insultante que te pongas como diferente cuando jamás lo has sido. Y si lo has sido ha sido por hacer negocio y distinguirte no, como es el caso de homosexuales, mujeres, negros, porque lo eras y no podías cambiarlo. Llevar el pelo largo cuando está de moda no es ninguna diferencia o marginalidad.

nosoytuchiste5Pero volviendo al eje de este debate que te has negado a aceptar: la homofobia no es humor. Es muy gratificante para gente como tú que hace caja con la homofobia porque es la manera rápida de ganarse al gañán, pero no es humor ni una gracia. La homofobia es homofobia. Y si no sabes verla es porque no quieres, porque te quitaría mucho negocio dejar de reírte y humillar a los "maricones", una de tus vetas favoritas junto a la putas y mujeres cosificadas. Llevamos siglo sufriendo las bromitas del hetero magnánimo que encima pretende que riéndose o ridiculizándonos nos hace un favor porque nos da visibilidad. No, no queremos esa visibilidad, quedárosla. Y si crees que no nos enteramos de la homofobia disfrazada de bromita, es que eres más necio de lo que pareces. El gañanismo que cultivas es eso: gañanismo, preservación de la ignorancia, los prejuicios y la incultura. La sal gorda no es humor, es agresión hipócrita.

Pero a pesar de los repetidos intentos de explicarle esto por mi parte y de otros y otras, tanto Segura como Santos se negaron a admitir que había homofobia alguna y que ni la intención ni el resultado podían ser ofensivos (Segura llegó a llamarnos "enfermos" a los que veíamos homofobia en su comentario).

nosoytuchiste6Y entonces mi amado Yukio puso un tuit acompañado de una campaña contra la homofobia que lo iluminó todo. La campaña se llama "No soy tu chiste" y no ha sido ideada en ninguno de los países y gobiernos que presumen de tolerancia e integración LGTB. No se hizo en el asesino Israel que nos usa como disculpa de su fascismo asesino en Gaza, ni en los EEUU que hace tres cuartas partes de lo mismo, ni siquiera en la España de ese PSOE que se ha apropiado de una lucha que no es suya sino de las y los activistas; no, la maravillosa campaña viene de... ¡la Venezuela de Maduro! Por el artista Daniel Arzola. Y explicó por qué para la comunidad LGTB lo que los patriarcales llaman "humor" ha sido y es uno de los peores venenos. Porque llevamos siglos teniendo que tragar insultos como si fuesen divertidos chistes. Y, querido Santiago, yo no soy tu chiste. Haz caja con otro sufrimiento porque nosotros te vamos a denunciar cada vez que nos ataques.

Yo no soy tu chiste. Mi vida no es tu negocio. Nuestra lucha no es tu entretenimiento. Mi dignidad no es tu caja. Nuestra discriminación no es tu contrato. Nuestra batalla no es tu carcajada.

PD: Como contestación a este artículo, aparte de aplaudir a todos los cristofascistas que han entrado a utilizarle para atacarme por "maricón intolerante ateo atacaJMJ", Segura se ha retratado en su homofobia al tuitear sobre lo de tratarme en femenino: "Y lamento haberme dirigido a el en femenino, que pruebe a llamarse Juan Ignacio". O "No me fastidies! Si te llamas Lilly te digo quisquillosa y si te llamas Manolo te llamo quisquilloso. No quería ofenderl@".

ssegura-llamarsejuanignacio

¿Es ése tu respeto por el de enfrente, por el diferente que proclamas ser tú? ¿Que si no te llamas como el patriarcado cañí ordena que deben llamarse los "hombres" ya no me tratas en masculino para intentar estigmatizarme/demonizarme/señalarme hasta que ceda a tu opresión patriarcal? ¿Tú sabes lo que es la transfobia, querido ignorangután, lo que tienen que sufrir millones de transexuales (aunque yo no lo soy pero soy transgénero y lo he vivido) por gentuza como tú que desprecia su identidad y les llama en masculino siendo mujeres o en femenino siendo hombres porque creen que tienen esa potestad por ser heterolacayos? ¿Tú siquiera eres consciente de la barbaridad que haces despreciando al de enfrente y la identidad que haya decidido escoger para cuestionar el machismo y la homofobia, cretino? ¿Quién te has creído que eres para decidir cómo me tengo que llamar, comportar, vestir o con quién follar para que tú me reconozcas? En ese comentario asquerosamente ignorante plasmas como en nada tu intolerancia y tu violencia hacia la diferencia.

Todos tenemos que ser paletos de la España profunda heteropatriarcales para que se nos reconozca la existencia, ¿no? Anda y vete a paseo, gañán, que se te ha visto el plumero. Yo me llamo Shangay Lily porque me da la gana y no acepto mi "nombre de esclavo", el que mis padres y la Iglesia Católica me impusieron sin mi consentimiento porque puedo y no tengo que pedirle permiso a ningún lacayo patriarcal para que de su aprobación a mi vida (así es como funciona la opresión heteropatriarcal, con pequeños siervos opresores como tú). Pero tú de desafiar los prejuicios no sabes nada, has hecho una carrera de reproducirlos. Y si realmente creyeses en esa supuesta repulsa por la homofobia y respeto a la comunidad LGTB que proclamas por miedo a perder espectadores y dinero (no hay otra razón detrás de ese discurso aprendido) no te costaría nada tratar al o a la de enfrente como más feliz le haga y mejor le haga sentirse. Pero tú eres de los cobardes que se esconde tras un supuesto humor o descuido para tratar a un homosexual en femenino porque es diferente o "tiene pluma". Porque lo siguiente tras ese asqueroso tuit heteropatriarcal es decirme cómo debo vestirme para que me trates en masculino o cómo debo moverme o que si soy una "locaza plumífera" es que me encanta que me traten en femenino porque quiero ser una mujer. Eres homófobo hasta las entrañas, Segura. Pero además el peor tipo de homófobo: el cobarde.