Sport Juice

5-0 y Casillas de portero

"Apostaré a que el Barça gana 5-0 al Real Madrid, para no perder la costumbre". No es un forofo el que habla, sino el presidente del Barcelona, Sandro Rosell. Lo dijo en un acto benéfico y entre risas, probablemente en broma, pero lo dijo y sus palabras resonaron por toda la prensa, deportiva y no (aquí puedes ver el vídeo).

Que recuerde, se trata del primer 'resbalón' de Rosell durante su todavía corta presidencia (lo siento, no recuerdo otro así), pero dará que hablar. Como le ocurrió a Vicente Boluda, que en su cuarto de hora como presidente del Madrid pasó a la triste historia de las declaraciones por vaticinar un "chorreo" ante el Liverpool en Champions League.

Les suele pasar a los presidentes eso de irse de la lengua y es una desgracia con la que los entrenadores tienen que lidiar. Si yo fuera Guardiola, ahora tendría un mosqueo importante porque Rosell no solo ha trasladado toda la presión de la final a su equipo, sino que además les ha puesto un listón.

Y es que la presión es muy peligrosa. En el año 2000, el Real Madrid viajó a Brasil a disputar el Mundial de Clubes tras ganar la Intercontinental en el 98. Su capitán por aquel entonces, Fernando Hierro, dijo que estaban "obligados" a ser campeones. Nada más falso. Nadie tiene la obligación de ganar y el Madrid, con aquella presión, no solo no fue campeón, sino que quedó cuarto.

No dudo que el Barcelona pueda repetir la 'manita' al Madrid, aunque me cuesta pensar un partido similar.