Principia Marsupia

Retazos de Alepo en guerra



(Nota: esta es la primera entrada de la serie "Retazos de Alepo en guerra". Iré colocando los enlances a todos estos textos en esta otra página. Allí también podréis encontrar un mapa de la batalla de Alepo, algunas fotografías y las referencias al trabajo de otros compañeros que han pasado por Alepo.)

Ahmed, uno de los miles de civiles que todavía residen en la Ciudad Vieja de Alepo. (Fotografía: Alberto Sicilia)
Ahmed, uno de los miles de civiles que todavía residen en la Ciudad Vieja de Alepo. (Fotografía: Alberto Sicilia)

Bajo el crujido intermitente de los disparos en la Ciudad Vieja, aparecen los ojos de Ahmed.
Mohammed, su padre, le pide que nos salude. Pero Ahmed permanece en silencio, sonriendo y con su mirada clavada en nuestros ojos.

*****

La Ciudad Vieja, en el corazón de Alepo, es un laberinto de callejuelas diminutas, mezquitas y portalones que esconden patios fabulosos. Este rincón del mundo ha sido habitado sin interrupción durante los últimos 5.000 años. A su alrededor se levanta una enorme ciudad de autovías y monótonos bloques de hormigón.
Alepo floreció como uno de los nodos comerciales de la Ruta de la Seda, el punto intermedio entre Mesopotamia y el Mediterráneo. Su zoco medieval, el mercado cubierto más grande del mundo, ha sido durante siglos un lugar de encuentro saturado por el bullicio de vendedores y paseantes.
Hoy Alepo es una ciudad partida a la mitad por una línea de combate que la divide de noreste a sudoeste.
El aire ha perdido su delicioso aroma de especias y se ha convertido en un áspero hedor a viviendas calcinadas. La Ciudad Vieja es un desierto de silencio sólo rasgadado por los disparos de francotiradores durante el día y los zambombazos de la artillería cuando cae la noche.
La tiendecita que regenta Mohammed es una de las pocas que todavía quedan abiertas en el barrio. Muchos de los residentes en la Ciudad Vieja huyeron al comenzar los combates. Otros, como Mohammed, no pueden permitírselo. "¿De dónde saco el dinero para pagar el viaje a mi familia?"

*****

Aunque la capital está en Damasco, Alepo es la ciudad más poblada de Siria y, junto a su región, representa el 60% de la economía del país. El régimen de Al Assad sabe que si quiere sobrevivir no puede permitirse perder esta ciudad. Aquí está empleando las unidades más poderosas de su ejército. Los bombardéos aéreos con cazas MiG son una macabra rutina diaria desde hace meses. Para los rebeldes, la victoria también requiere el control de Alepo y a sus calles han llegado unidades desde todos los rincones del país.
En Alepo se luchará hasta la última gota de sangre. Y como ocurrió en Berlín, Stalingrado o Sarajevo, la guerra en una zona urbana se ha convertido en una carnicería de civiles.

*****

Ahmed continúa sonriéndo sin apartar su mirada de nuestros ojos. Ni siquiera la insistencia de su padre ha logrado romper su silencio. Pero un instante antes de que podamos despedirnos, patea su balón y desaparece persiguiéndolo por una de las infinitas callejuelas de la Ciudad Vieja.

Éste es para mí el más bello y el más triste paisaje del mundo. [...] Es aquí que el principito apareció en la tierra, y luego desapareció.

Miren con atención este paisaje para estar seguros de reconocerlo [...] Y si llegan a pasar por allí, les suplico que no se apuren y que esperen un poco, justo bajo la estrella. Si entonces se les aproxima un niño, si ríe, si tiene cabellos dorados, si no responde cuando se lo interroga, podrán adivinar de quién se trata. Entonces sean amables y no me dejen tan triste: escríbanme pronto para decirme que ha regresado.

(Antoine de St. Exupéry, El Principito)