Principia Marsupia

¿Por qué hay tantos rebrotes de coronavirus en los mataderos de animales?

Algo extraño está sucediendo con los mataderos de animales de todo el mundo: muchos de los rebrotes del coronavirus están sucediendo en esos establecimientos.

Cientos de mataderos en EEUU están cerrando después de que se confirmaran miles de casos. El Centro para el Control de enfermedades de EEUU contabiliza más de 200 industrias cárnicas donde el coronavirus ha vuelto a aparecer.

Alemania ha detectado 90 casos en un matadero de la región de Sajonia. Es el último en una serie de rebrotes que han afectado a plantas cárnicas en varios estados.

En Francia se han confirmado rebrotes del coronavirus en dos mataderos al oeste del país.

En España, más de 370 trabajadores acaban de dar positivo en una empresa cárnica en la localidad de Binéfar (Huesca).

Historias como estas se cuentan otros países como Canadá, Brasil, Australia, Irlanda o Reino Unido.

¿Qué tienen de especial los mataderos de animales para que multipliquen en ellos los contagios?

Aún no hay una respuesta científica definitiva. Se manejan varias hipótesis, pero aún no sabemos cuál es la correcta o si se trata de una mezcla de factores.

a) Quizás no hay nada especial en los mataderos. Pasará igual en otras industrias cuando reabran.

Son, simplemente, un lugar de trabajo más donde hay mucha gente en poco espacio donde no se puede respetar la distancia de seguridad. Los mataderos han permanecido abiertos porque la producción de alimentos es el "servicio esencial" por excelencia.

Los rebrotes surgirán en otras industrias organizadas en "líneas de producción" en cuanto vuelvan a trabajar a plena capacidad.

b) Frío, humedad y esfuerzo físico.

Los mataderos son lugares con enormes cámaras frigoríficas a una bajísima temperatura para conservar la carne. El trabajo requiere de mucho esfuerzo físico, lo que implica una frecuencia cardiaca alta y una respiración más rápida.

La combinación de humedad, bajas temperaturas y esfuerzo podría favorecer la producción y persistencia en el aire de aerosoles (pequeñas gotillas que salen de nuestro sistema respiratorio).

Sabemos que el coronavirus se transmite en aerosoles. Segun esta hipótesis, los mataderos serían zonas "ideales" para la transmisión.

c) Población social de riesgo.

Los rebrotes en Alemania han creado una gran polémica social y política sobre las condiciones de trabajo en los mataderos. La mayoría de los obreros son polacos, rumanos y búlgaros que cobran salarios muy bajos y viven en pequeños pisos compartidos. 

En respuesta al escándalo, el gobierno alemán ha prohibido el uso de contratos temporales en el sector a partir de enero de 2021. Los mataderos deberán además instalar detectores de huella digital para asegurar de que se cumplen estrictamente los horarios legales de trabajo.