Principia Marsupia

Los bulos sobre el coronavirus: la otra pandemia

Durante los últimos meses, investigadores de todo el mundo han establecido una colaboración sin precedentes para intentar comprender cómo funciona el coronavirus.

Los investigadores han tenido que enfrentarse además a una epidemia adicional: la de los bulos, la desinformación y las teorías de la conspiración.

Una de las más extendidas afirma que China creó el virus en un laboratorio. Todos los estudios científicos señalan lo contrario. Fue una transmisión natural de los animales al ser humano, como ha ocurrido tantas veces en la Historia. Y cada vez que ha sucedido, numerosas las teorías de la conspiración han florecido. Sólo hay que darse un paseo por internet para encontrar las decenas de explicaciones chifladas que se dijeron cuando apareció el virus del SIDA en los años 80. Todas ellas eran erróneas y ya, afortunadamente, olvidadas.

Otro de los bulos más populares durante los últimos meses señala a Bill Gates, el fundador de Microsoft, como responsable de la pandemia. Un vídeo colgado en Youtube y que afirma que Gates planea "controlar a la población" usando una vacuna que contiene microchips, tiene más de 2 millones de visualizaciones en Facebook y Youtube. Y ha sido retuiteado por personas del entorno de Donald Trump.

Un equipo de investigadores italianos ha estudiado en tiempo real cómo la información del coronavirus se compartía en las redes sociales.

La base de datos contiene más de 1 millón de noticias sobre el coronavirus y 7 millones de comentarios a las mismas, sobre la que aplican una técnica informática conocida como "Análisis de lenguaje natural" (conocida como NLP por sus siglas en inglés).

Distinguen entre dos tipos de redes sociales: las "centralizadas" (Twitter, Instagram y Youtube) donde el ranking de cada noticia lo decide un algoritmo de la empresa frente a las redes sociales "descentralidadas" (Reddit y Gab, una plataforma similar a Twitter muy utilizada por la alt-right estadounidense) donde el ranking de cada noticia lo deciden activamente los usuarios.

El número de comentarios en cada red social empieza a explotar el 20 de enero de 2020, el día que la Organización Mundial de la Salud emitió su primer "Informe sobre la situación" de la COVID-19.

a) Temas favoritos de conversación en cada red social

Plataformas descentralizadas: Gab (en color verde) y Reedit (en naranja).

En ellas la teoría de la conspiración sobre Bill Gates aparece entre los temas más discutidos.

 

Plataformas con moderación: Youtube (en color rojo), Instagram (en morado) y Twitter (en azul).

b) Propagación viral en cada plataforma

Igual que el coronavirus tiene su parámetro "R", que nos indica "a cuánta gente nueva infecta cada enfermo", las noticias compartidas también se propagan "viralmente". Y tienen, por tanto, su propio parámetro R.

c) Bulos versus Información contrastada

Ahora en el eje vertical tenemos el número de informaciones contrastadas frente al número de bulos en el eje horizontal.

Curiosamente existe una relación lineal casi perfecta entre ambos: cuanta más información contrastada, más bulos hay.

De manera aún más sorprendente, esa relación se mantiene en todas las redes sociales.

Sin embargo, la relación "bulos / información contrastada" representada por el parámetro "rho", varía notablemente según la red social.

Y hay redes descentralizadas (Reddit) que hacen un mejor trabajo que otras centralizadas (Twitter).

Youtube -> corta eficazmente el número de bulos.

Reddit -> reduce notablemente el número de bulos.

Twitter -> no distingue demasiado entre bulos e información contrastada.

Gab -> Amplifica notablemente el número de bulos.