Principia Marsupia

Si entrenas tus habilidades manuales, también mejorará tu habilidad con el lenguaje

Creative Commons

Los seres humanos tenemos dos habilidades principales que nos han hecho diferentes: 1) el uso de lenguajes complejos y 2) la capacidad de crear y utilizar herramientas manuales sofisticadas.

Durante muchas décadas los científicos han discutido si esas dos habilidades habían evolucionado de manera independiente o si eran, por el contrario, dos caras de la misma moneda.

Una nueva investigación publicada en la revista Science muestra que no sólo están muy relacionadas sino que los circuitos neuronales que permiten tanto el lenguaje como la habilidad manual son los mismos.

¿Pero qué tiene que ver 'el lenguaje' con 'las manualidades'?

A simple vista, parecerían dos habilidades diferentes: uno diría que puedes ser muy habilidoso con tus manos pero un patán cuando te expresas en palabras (y al revés).

Pero si lo pensamos con más tranquilidad enseguida caeremos en la cuenta de que tienen algo esencial en común: para utilizar una herramienta necesitas 'organizar mentalmente' un sistema de tareas, objetos y movimientos en un esquema jerárquico.

¿Y qué necesitas para construir frases? Lo mismo: necesitas 'organizar mentalmente' un conjunto complejo de sustantivos, verbos y adjetivos en un orden jerárquico que tenga sentido.

Bueno, ya tenemos una hipótesis sobre la relación entre 'el lenguaje' y 'las manualidades'. ¿Podemos hacer algún experimento?

En efecto, eso es lo que han hecho un grupo de investigadores franceses y suecos.

Los avances en las técnicas de resonancia magnética funcionales (fMRI) nos permiten hoy en día visualizar cómo trabaja el cerebro en tiempo real.

Los científicos metieron a un grupo de personas en un aparato de fMRI y les pidieron que realizasen una serie de tareas manuales con unas pinzas y unas pequeñas piezas. Así, observaron cómo se activaba una región en la base del cerebro que corresponde al núcleo de los ganglios basales.

Luego cogieron a otro grupo de personas, les metieron también dentro del fMRI y les pidieron que resolviesen algunos acertijos lingüísticos complejos. Los circuitos neuronales que se activaban eran casi idénticos a los que se encendían durante las tareas manuales.

Crédito de la imagen: Science

Si te entrenas en manualidades, mejorarán tus habilidades lingüísticas (y viceversa)

Si habilidades manuales y habilidades lingüísticas comparten los mismos circuitos neuronales, ¿será posible mejorar en una entrenando en la otra?

Ahora los investigadores cogieron a un grupo de personas y les pidieron que primero resolviesen algunos acertijos ligüísticos, luego dedicasen 30 minutos a tareas manuales y finalizasen con otra batería de problemas de lenguaje.

¿Cuándo hacían mejor las tareas lingüísticas? ¿Antes de las manualidades, después de las manualidades o el resultado era el mismo antes que después? La respuesta es que mejoraban sus habilidades de lenguaje tras el entrenamiento en habilidades manuales.

También probaron la hipótesis inversa: al entrenar el lenguaje, mejoraban sus habilidades manuales.