Bocadillos en su tinta

Vuelta a la realidad

Pues nada, ya estamos aquí volviendo a la realidad diaria pooooco a poco. Al final incluso cuatro días dan para poco si estás con coleguillas, desde la gran Ethel que me dió cobijo e hizo de cicerone, hasta Juan, Dani, Isa, Sergio, Isaías, etc. ¡Un gran abracete a todos desde aquí!

Por lo demás, bueno, supongo que ya estaréis hartos del salón, así que sólo comentaros que la verdad es que esperaba que estuviera mejor organizado, tampoco es que fuera un caos ni nada parecido, pero hubo unas cuantas cosas mejorables. Por ejemplo en la sala de conferencias eclosionabas del calor que hacía, las editoriales pequeñas apenas se las veía (yo tuve que esforzarme en buscar a alguna que otra) y en general había espacios que se podrían haber aprovechado más.

Lo mejor, la gente. Conocimos en persona a los chicos de LP Editorial y su estupendo primer número del magazine, simpáticos los tios como ellos solos, así que esperando con muuuchas ganas su segundo número, que prometieron superar con creces el primero. La afluencia de gente era impresionante la verdad, con todas las edades y para todos los gustos. Y las compras, bueno, habrá que dejar una temporada tranquila la tarjeta de crédito...

Bueno, supongo que ya habréis visto de todo, pero si queréis seguir echando un vistacillo, ahí tenéis el especial del salón que hemos ido completando.

Y Barcelona... ya la echo de menos... sniffff