Dominio público

No, no estamos rompiendo internet

Neutralidad de la red
Neutralidad de la red

La Red no solo está aguantando, sino que está sosteniendo social y económicamente el mundo durante esta crisis. Sería razón más que suficiente para no volver nunca más a cuestionar la Net Neutrality, la necesidad de entender internet como un servicio público. En lugar de eso,han circulado varias fake news sobre el riesgo que corre internet por nuestro uso excesivo durante estos días. En este post analizamos que hay detrás de estas noticias difundidas por las grandes Telecos (las corporaciones de la telefonía) , coladas a los medios y que tienen como objetivo debilitar el acceso democrático a la Red de Redes. Infórmate. No piques.

Como se explica en la doctrina del shock, en situaciones de emergencia como las que vivimos, todo malo que se precie intentará colarnos por la puerta del miedo cosas que en una situación normal no nos podrían colar.

Un ejemplo de ello es la noticia que ha corrido estos día: justo ahora que tanto lo necesitamos, nos dicen que Internet está a punto de colapsar, y además, por culpa nuestra.

Por qué Internet es Internet

Probablemente el lector haya oído hablar de un principio fundamental de la propia estructura de Internet que se llama Neutralidad de la Red (Net Neutrality) [1] por el que llevamos luchando desde los inicios de Xnet junto con organizaciones de todo el mundo. Este principio dice, grosso modo, que no se puede dar preferencia en el tráfico de la Red de redes a unos frente a otros, en función, por ejemplo, de lo que paguen. Todos los bits que corren en la Red deben ser tratados igual. Sin él, Internet sería simplemente otra televisión, es decir un espacio en el que el contenido es decidido por quienes se lo pueden permitir y los demás seríamos usuarios pasivos. Solo podríamos comprar paquetes por separado: habría paquetes para pobres con Whatsapp, Facebook y poco más, que al principio hasta nos ofrecerían gratis, pero no tendrías nada más; al resto, cuanto más paguen, más podrían tener. Esto acabaría con la gran ventana global que permite ver y ser vistos y que es el Internet que conocemos.

Las Telecos y los Estados (cuanto menos democráticos más enemigos de la Net Neutrality) son los enemigos número uno de este principio porque es el límite que tienen para aplicar sus sesgos y al mismo tiempo para monetizar la Red de forma más capilar. Mientras la democracia pide a gritos que Internet sea un servicio público como debería ser el agua o la luz, los grandes poderes económico y políticos reman en el sentido contrario.

Desde siempre el argumento y estrategia del lobby de las Telecos contra la Net Neutrality es LLORAR. ¡Pobres de ellos! Cuánto dinero deben invertir para ofrecer a todo el mundo el mismo ancho de banda.

La ocasión para llorar que le brinda el Covid-19, con toda la sociedad en shock, no la podían desperdiciar.

Un comunicado de terror

En un comunicado conjunto las grandes Telecos han llorado (en España y fuera de España). Es un documento curioso, como pieza de propaganda, interesante de analizar.

El comunicado, repleto, ya que estamos, de product placement, nos dice que tenemos la mejor instalación de Europa (qué bien lo han hecho) y que por esto aguanta "la explosión" de uso del 40% (los datos son suyos). Hacen un "llamamiento" al uso moderado de la Red por el peligro de que no aguante. Nótese que las mayores "explosiones" de uso que suele haber las provoca el consumo de fútbol en directo (cosa que ahora no pasa porque la Liga está parada), pero no nos consta en la historia ningún llamamiento de las Telecos al uso moderado en este sentido.

Avisan que si pasa algo será culpa tuya por ver muchas series. La parte más surrealista del comunicado, emitido por estos especialistas, es cuando aconseja "no mandar mails masivos", cosa que de ningún modo puede colapsar la Red.

Lo curioso además es, que mientras enviaban este comunicado a la prensa y a la Comisión Europea, muchas Telecos lanzaban ofertas y "regalos" a sus clientes de más gigas y más ancho de banda, y agregaban más canales que es lo que más ancho de banda consume.

Es decir que hay aumento de tráfico - no lo negamos -, pero no hay saturación porque si lo hubiera no se podrían añadir nuevos contenidos audiovisuales a sus clientes (nuevos contenidos por cierto en directa competencia con Netflix y similares, que, como veremos, han sido los señalados en esta historia).

Los medios, unos ávidos de noticias sobre el Covid19, otros poco acostumbrados a cuestionar los comunicados que vienen de "arriba", lo han publicado sin más. Sin preguntas, sin verificación, algunos cargando las tintas tremendistas: "Lo más visto en redes: el Coronavirus ‘colapsa’ Internet"; "Internet podría colapsar"...

Et voilà.

El primer paso de la propaganda ha funcionado.

El segundo paso es elevar el problema a las instacias políticas con la que tienen canales de comunicación directos: el comisario europeo encargado, Thierry Breton, ha sido presidente de France Telecom hasta 2005.  Unos pocos días después la UE emitió un comunicado a raíz del cual Netflix y Youtube anunciaron que disminuirían la calidad de sus vídeos. Perfecto, es una medida que consideramos sensata vistas las circunstancias.

Pero, atención: como ya hemos dicho, no estamos negando un cierto aumento de tráfico; negamos el inminente colapso.

Que la Comisión Europea emita un comunicado para advertir que están preparados para aplicar la Ley europea sobre Neutralidad de la Red que prevee que en situaciones de emergencia se priorizará el flujo a los servicios esenciales, no solo es normal, sino que debería ser espontáneo y natural. Por esto las Telecos se anticipan. El posterior comunicado UE tiene un sesgo inquietante: traslada la autoridad para actuar a las Telecos. Desde el punto de vista de la neutralidad de red - tal y como se plasma en la propia normativa europea -, en casos como este en el que pueda ser prudente o incluso necesario bajar la calidad de algún servicio no esencial tipo Netflix o Youtube, las Telecos deberían estar al margen y no ser las que decidan la estrategia. La gestión del tráfico que pasa por sus redes, en casos de suspensión de la Neutralidad de la Red, al igual que sucede con las suspensiones de algunos derechos fundamentales como las que estamos viviendo debido al estado de Emergencia no es prerogativa de estas empresas privadas, sino de gobiernos y parlamentos. Para imponer restricciones a los proveedores de contenido no esencial como Youtube o Netflix, la Comisión Europea (o el Ministerio, a nivel estatal) debe dirigirse directamente al origen, a esos proveedores. Que sean los que originan el tráfico los mismos que controlen ese tráfico desde su origen. Si las Telecos se erigen como policía de tráfico de internet, son juez y parte. Se plantea abrir la puerta a un futuro control por parte de las operadores del tráfico de sus redes, dándoles el permiso de discriminar quiénes las usan y con qué productos. Esto sería el fin de la Neutralidad de la Red, del Internet como lo conocemos.

Conclusión

1 - ¿Os acordáis del lamento de las eléctricas que decían que los apagones se producían porque no tenían dinero y se descubrió que era porque eludían por encima de nuestras posibilidades?

Cuando esta crisis remita o incluso antes, las Telecos aprovecharán para lanzar otro ataque a la Net Neutrality diciendo que es necesario acabar con ella para aguantar emergencias futuras. No tendremos que tragar. Es pura propaganda.

Lo que está pasando en estos días es el despliegue de teletrabajo y administración digital, algo que debería ser normal o en todo caso ir normalizándose en la era digital en la que vivimos. No se debería considerar un colapso. No más que considerar que todas las casas y empresas deben tener electricidad suficiente para funcionar. Y luego a esto, claro, se le puede añadir la Liga de football en directo, además de todos los canales y ofertas que las Telecos nos quieran dar. Si sus infraestructuras, que hemos costeado entre todos, no son suficientes y no quieren gastar para adecuarlas, pueden dedicarse a otra cosa.

2- Como hemos visto, aunque fuese cierto que la red estuviese colapsando, la normativa europea que peleamos con uñas y dientes en 2016 [2] , ya prevé que en caso de emergencias el flujo se destine a servicios básicos. Esta crisis está probando justamente lo que hemos estado defendiendo para proteger la neutralidad de la Red: Internet debe ser un servicio público regulado y no un producto de mercado.

3 - Las fuentes de los datos son solo ellas, las Telecos. ¿Por qué los datos sobre el estado de internet no son públicamente auditados de forma independiente, más transparentes y más entendibles por la ciudadanía? La crisis del Covid19 ha demostrado claramente que hay que mejorar el uso de internet en todos los ámbitos, los públicos y los privados. En este como en todos los ámbitos, necesitamos conocer los datos no solo por transparencia y para que no nos tomen el pelo, sino  para que cualquier persona pueda trabajar con ellos porque la ciencia ciudadana es el futuro [4].

Así pues, a los grandes productores de bulos sistémicos no les riámos las gracias [3].

Mientras tanto sigamos defendiendo  la Neutralidad de la Red y un Internet libre y más democrático.

NOTAS

[1] Qué es la Neutralidad de la Red https://xnet-x.net/por-que-importante-neutralidad-de-la-red/
[2] La Neutralidad de la Red vence en Europa https://xnet-x.net/internet-wins-la-neutralidad-de-la-red-vence-en-europa/
[3] Para más informaciones sobre grandes productores de bulos sistémicos, nuestro libro: «#FAKE YOU – Fake News y Desinformación» Gobiernos, partidos políticos, mass media, corporaciones, grandes fortunas: monopolios de la manipulación informativa y recortes de la libertad de expresión https://xnet-x.net/informe-fake-news-desinformacion/
[4] Aquí con esfuerzo puedes decifrar los datos. https://www.espanix.net/es/traffic.html
https://www.de-cix.net/
https://www.websitehostingrating.com/es/internet-statistics-facts/
https://allestörungen.de/archiv/2019/05/
https://www.ams-ix.net/ams/documentation/total-stats
Y Carlos del Castillo buceó en los datos aquí: https://www.eldiario.es/tecnologia/Internet-resiste-infraestructura-espanola-coronavirus_0_1009649382.html
Más opiniones sobre el tema: https://qz.com/1826043/the-coronavirus-crisis-proves-internet-should-be-a-public-utility/