Herramientas para el empoderamiento ciudadano

Qué hacen los diputados
Proyecto de la primera promoción del Máster de Comunicación, Cultura y Ciudadanía Digitales

Qué hacen los diputados es una web de monitorización del trabajo parlamentario que significa muchas otras cosas. Detrás de la gestión de la página hay tres jóvenes interesados por la política pero sin afiliación política, colaboradores del entorno de la programación, el diseño y el periodismo y una comunidad online creciente y con seguidores fieles.

Esta tarde presentamos nuestro proyecto, a las 19 horas en Medialab Prado  que ha conseguido financiarse a través de las aportaciones en la plataforma de crowdfunding Goteo.

Qué hacen es uno de tantos proyectos que han nacido en los últimos años fruto de, entre otras causas, la archiconocida “desafección política”. Para nosotros, la puesta en marcha de este proyecto es más bien responder a una necesidad de “actualizar el sistema democrático”, otra manera de entender la interacción entre la ciudadanía y las instituciones y los poderes públicos y los procesos de toma de decisiones.

A pesar de ser pocos miembros, decidimos aprovechar las posibilidades de las nuevas tecnologías para participar en la esfera pública y extender nuestro conocimiento y herramientas a todas las personas. En el caso de Qué hacen, empezó siendo una cuenta de Twitter, otra de Facebook y un blog.

Nació del afán por conocer con más profundidad los procesos de toma de decisiones en la institución que ostenta (no que promueve) el poder legislativo y de intentar dislucidar de forma más clara qué ocurre en una Cámara con 350 diputados cuyo trabajo apenas llega a la ciudadanía.

Después de dos año y medio de proyecto, con las herramientas que provee Internet y los nuevos lenguajes informáticos, hemos establecido una base para intentar incidir en los centros de poder y creemos que hemos encontrado respuesta por parte de algunos diputados y diputadas que nos contestan a dudas, reciben nuestras propuestas y con los que interactuamos frecuentemente. Por supuesto, también nos sentimos apoyados por la ciudadanía, que difunde nuestros contenidos y, por el feedback que recibimos, diríamos que los encuentran útiles.

Junto con otras organizaciones también dedicadas a la transparencia, a la apertura de datos y a la provisión de herramientas digitales, hemos conseguido aumentar la información en circulación, el análisis, argumentos para la reflexión individual y colectiva.

También estamos intentando abrir camino en la función como grupo de presión ciudadano a través de campañas para solicitar más transparencia y propuestas que hacemos llegar a nuestros representantes en el Congreso.

La acción colectiva requiere organización, interacción e intercambio de información. La tecnología no es la única vía de conseguir esos objetivos, pero es necesaria para asegurar los flujos de comunicación en la sociedad.

Como señaló el activista y desarrollador islandés Smári McCarthy en “Innovación para el empoderamiento de las ciudadanía a través de las TIC”, con la información suficiente y con el deseo de participar, “cualquiera podría tomar las decisiones correctas”.

Cree que las personas que tienen libertad para asociarse cuentan con el poder “de hacer las cosas de forma diferente” y dinamizar la apertura a una nueva rendición de cuentas más potente, extendida y accesible, mediante el “acceso estructurado a la información en poder de las distintas administraciones públicas nacionales y la generación de contexto relevante a su alrededor”.

Este es uno de los principales objetivos de Qué hacen los diputados. Creemos que es un modelo que se podría extender al Senado, los Parlamentos autonómicos, diputaciones e incluso a los ayuntamientos. Ya existe un caso, Qué hacen los concejales de Cheste. Esperemos que esta filosofía de pedir cuentas a nuestros representantes con conocimiento de causa se transforme en un auténtico parlamento de personas.