Un plan para acabar con Podemos

.- PIXABAY

Una habitación lujosa de lo que podría ser una mansión exclusiva. Lugar: un país salido recientemente de una dictadura donde los responsables de la misma tienen cargos políticos en democracia. Presentes: tres periodistas (dos hombre y una mujer); diez jueces; un político de derechas; un militar de la Casa Real; un abogado, tres grandes empresarios y una banquera. Bebidas caras sobre la mesa, puros. Uno de los empresarios ha hecho señales con la mano para que el servicio, todas mujeres jóvenes hermosas, salga después de haber rellenado las copas.

Abogado: En conclusión.  Estos van a cumplir ocho años y aún no nos los hemos cargado. Estamos todos de acuerdo en el peligro que ha supuesto Podemos para todos nosotros y para España. Hemos tenido que recurrir a Vox, que nos deja más expuestos, pero hay cosas intolerables, como que se encarcele a Ministros o que el Rey tenga que estar fuera de España. Acerca de la intranquilidad que han creado no hay que discutir más. A lo que nos ha convocado aquí. El operativo concreto es el siguiente. Está probado, es limpio y muy eficaz. Estamos dispuestos a hacer un esfuerzo: por cada miembro de Podemos relevante que salga de algún cargo público por una sentencia judicial, el juez que la dicte recibirá un millón de euros. El mecanismo será pedir una excedencia, entrará después a formar parte de algún bufete de los nuestros y recibirá esa cantidad en un plazo máximo de tres años. Un millón limpio.

Un juez: ¿Y si recurren o interviene el Consejo General del Poder Judicial?

Abogado: Tranquilos. Los gastos que eso ocasione corren de nuestra parte. Por ahí el diálogo es fluido. (El juez asiente dando muestras evidentes de su conformidad)

Periodista (la mujer): ¿Y nosotros? Porque también estamos arriesgando nuestro prestigio.

Periodista (hombre 1): Y las sentencias judiciales no tienen la misma validez si no las legitimamos nosotros.

Abogado: Para los periodistas amigos hemos pensado que lo mejor es que estéis en nómina, como hacía Alierta cuando estaba en Telefonica. Una buena cantidad, pongamos dos mil euros cada mes, y vosotros sabéis cuando y cómo tenéis que actuar. Es muy importante que salgan en las portadas de los periódicos y que insistáis en las tertulias en las que estáis.

Periodista (hombre 1): Es poco. Eso está bien para nosotros, pero para mantener el periódico hace falta más dinero.

Primer empresario: Yo me comprometo a meter cinco millones entre vosotros tres. Y pensad que RTVE ya la tenemos y es gratis.

Segundo empresario: Contad con otros cinco míos.

Tercer Empresario: Yo me encargo de que sigáis estando en todas las tertulias en las que estáis y que tengáis alguna más. Al final es un gran sueldo. No os quejéis. Que los periodistas siempre estáis quejándoos.

Otro juez: Hay más problemas. Nos están atacando en las redes y en algunos medios de comunicación comunistas. Eso habría que pararlo. Hacen falta más denuncias y que el Consejo General del Poder Judicial se moje más. Que siempre damos la cara los mismos.

Periodista (la mujer): Desde nuestras asociaciones ya estamos empujando. Y con él hemos avanzado mucho (señala a uno de los empresarios). Hemos logrado cargarnos a algunos de los más molestos, como a Cintora, y de las tertulias que controla Ana Rosa ya hemos sacado a casi toda la morralla. Incluido al Monedero ese, que es muy peligroso.

Primer juez: Se le están cerrando todos los juicios a Monedero. Tendríamos que inventarnos alguno nuevo. Lo de Venezuela está un poco gastado.

Periodista (hombre 2): Hablamos y montamos algo. Con Villarejo en la cárcel y los otros comisarios vigilados es más complicado. Pero algo encontraremos.

Tercer juez: Ya sabéis que lo he hablado con el jefe. Está teniendo presiones terribles porque el Consejo lleva tres años caducado y le están bombardeando jueces de la derechita cobarde. Pero es consciente de que tiene que aguantar, por esto y por todos los juicios pendientes. Y Pablo Iglesias, como temíamos, está jodiendo más fuera que dentro.

Segundo empresario: ¡Por cargarme a esos dos hijos de puta yo pongo otro millón!

Militar: No saquemos las cosas de madre, que no está la Casa Real como para muchos escándalos. Seamos todo lo discretos que podamos. Sabéis que contáis con el apoyo que estáis pensando. Pero tiene que parecer todo legal.

Abogado: Pues entonces todo claro. Y tranquilos que los que ya estáis trabajando en esta dirección os irá bien. Y lo que teníamos que hacer en el Consejo ya lo hemos hecho. Por eso no os preocupéis. Ellos harán también lo que tienen que hacer. ¿Todo claro entonces?

Segundo Empresario: Hay que apretar a Casado y a Ayuso para que dejen de pelearse. Igual hay que meterle más dinero a Vox. Al final son los más obedientes.

Empresario tercero: Lo del marido de Ana Rosa nos ha jodido un poco. Y con lo de las macrogranjas no nos ha salido bien. Hay demasiada gente a la que le ha parecido raro.

Mujer banquera: Dejaos de gilipolleces y de lloriquear. Más difícil fue lo del 23F y salió. Así que, adelante.

Abogado: ¡Pues brindemos y que entren las chicas!