Luna Miguel

Calor

CALOR

Me dice que es verano. Quiere arrugarme la falda. La arruga es bella, dice, como si se creyera el Adolfo Domínguez de la seducción. Eso díselo a tu abuela, contesto. La arruga me mola. Nunca me plancho la ropa. Menos en verano. ¿Quién se pone una camiseta recién planchada con este calor? Si de mí dependiera, Tefal y las webs de cómo ligar desaparecerían. Otro día, en la Línea 6. Desmond, un negro portador de las gafas más brillantes del mercadillo. Al verme con unos libros me preguntó ‘¿Te guhtah e Quiotéh?’ Sí, claro. Mi padre me hizo  resumirlo capítulo a capítulo. Y mira que tiene capítulos. Desmond me pidió mi número y un besito. Rechacé lo primero. A lo segundo acepté encantada. Cómo ligar con hidalgos ingeniosos punto com. Si de mí dependiera, El Quijote estaría prohibido en verano. Qué calor. Cuánta arruga.