Memento

Ana Morgade, David Summers y la España nostálgica

Ana Morgade en Pasapalabra
Ana Morgade en Pasapalabra

La hoguera de la España nostálgica que ve una conspiración progre en cada rincón no se detiene ningún día de la semana. Siempre van a encontrar algo o a alguien a quien arrojar para que la llama siga viva. Les da igual si es una noticia de un periódico que no les cuadra, una película de estreno donde las protagonistas son mujeres, una serie que les gusta y donde incorporan personajes negros sin preguntarles o, como en esta ocasión, un programa de entretenimiento, de esos que hacen para toda la familia y evitan mojarse y, ups, de repente se cuela algo que nos les cuadra y toda la ira cavernaria cae sobre el programa, el presentador y la invitada en cuestión.

Esta semana la humorista Ana Morgade fue una de las invitadas al programa. En una de las pruebas, donde los concursantes tienen que adivinar una canción mediante unas pocas pistas, le tocó Devuélveme a mi chica de Hombres G. Tras adivinar la canción, sin negar en ningún momento que le pudiera gustar o que tuviera su importancia en la historia de la música española, decidió hacer la siguiente reflexión: "La canción está muy guay, pero hay un insulto que usa que no está nada bien. Lo de marica está fatal, porque no es un insulto, para empezar; y, luego, lo de 'devuélveme a mi chica' también está muy mal, porque las mujeres no somos un bolso. No hay que devolverlo". A lo que el presentador añadió que no había envejecido bien.

Me pareció una crítica sencilla sin ningún tipo de maldad. Un reconocimiento a que la sociedad está avanzando en su conjunto y algunas letras o comportamientos de antaño no se harían hoy día o no se aceptarían como si nada. No le quitó mérito a la canción, no la repudió (de hecho, la conocía y la bailaron ambos), solo quiso hacer un apunte que nunca está de más y que, en el programa de más audiencia de la televisión, se agradece. Podría haber pasado sin más como un chascarrillo, una pequeña anécdota entre las muchas horas televisivas diarias. Pero la "hoguera quemaprogresos" decidió que tenía nuevo combustible y toda la ira de los que no ven bien que se avance en igualdad se abalanzó sobre ella, principalmente, pero también sobre Roberto Leal, el presentador.

Enseguida se convirtió en Trending Topic (ahí sigue varios días después), fue noticia en todos los diarios, incluso el diario "deportivo" Marca sacó un artículo de 10 letras españolas que Ana Morgade podría criticar, sabiendo que su lector medio (blanco hetero) entraría con el cuchillo entre los dientes y le daría muchas visitas. También la cuenta de Instagram de la humorista se ha llenado de comentarios contra ella y en defensa de la banda llamándola de todo. Un acoso y derribo que demuestra que es más que necesario hacer esos comentarios en prime time y que no solo la canción ha envejecido bastante mal, sino que la sociedad también y sigue anclada en esas décadas turbias que solo abanderan los reaccionarios más casposos.

Por supuesto, el líder de Hombres G, David Summers, no podía estarse callado y fue de los primeros en salir a criticar al programa y lanzar su horda de seguidores a por ellos. Porque para qué reconocer que una letra de hace casi 40 años puede no identificarte hoy día. No pasa nada. Todo el mundo cambia y es del todo lógico no sentirte cómodo con algo que escribiste hace tantos años. Pero es más fácil no revisarte y ver ofendiditos por todos lados. Supongo que hacer una gira con Taburete curte en estas cosas.

No pasa nada, David, de veras. Puedes asumir que hay canciones que ya no debes incluir en tus conciertos. Nosotros lo hacemos. Incluso canciones tan celebradas en su día como Gente Vip, que sigue reclamando parte de nuestro público, la dejamos de cantar hace mucho. De lo muy poco que cantamos de más de 10 años hemos cambiado alguna pequeña cosa de la letra. No por censura, no solo por no ofender, no es por el qué dirán, es porque no nos sentimos cómodos con alguna parte y no nos vemos reflejados en esa letra.

Se puede avanzar, de veras. Aunque imagino que cuando llevas años sin sacar canciones nuevas y tienes que vivir de la nostalgia y de los seguidores de "Yo fui a la EGB" tienes que seguir cantando orgulloso "voy a vengarme de ese marica". Estupendo si quieres vivir en la nostalgia, pero muchas y muchos queremos avanzar y un mundo más igualitario, pero si no quieres estar en él, al final te quedarás en la Wikipedia y como prueba de programas televisivos familiares.