Merienda de medios

Obama tirando a Hussein

A la espera de que el alineamiento de Venus con Júpiter augurado por Leire Pajín haga coincidir a Zapatero y a Obama al frente de dos imperios y el planeta se estremezca de gusto, el ya emperador ha vuelto a hacer otro discurso, histórico como todos los suyos, dirigido al mundo musulmán. Obama ha dicho en El Cairo cosas muy sensatas y algún que otro disparate, pero los dice tan bien que se le perdonan. Entre las sensatas, que la situación de los palestinos es "intolerable", algo que hasta ahora sabía todo el mundo menos los presidentes de EEUU.

Para iluminarnos sobre el discurso, nada como recurrir a la Linterna de Herodoto Vidal, que no es que sepa de historia, es que la suda el tío: "Las tonterías que ha dicho Obama en cuanto al islam son muy graves. Esto lo dice Zapatero y a fin de cuentas para España es una desgracia, pero, claro, lo dice Obama y es una situación muy peligrosa porque además EEUU tiene dos enormes océanos que lo separan del mundo islámico, pero Europa no los tiene", proclamaba. Vamos, que ni paz ni amor, y del Plus en el salón ni hablamos.
Los del GEES, que son los neocon que piensan por Aznar –una contradicción in terminis– también ponían a caldo a Barack Hussein en Libertad Digital, por eso de que juega a ser Papa y además no concreta, o sea, como el Papa. "Obama ni es Benedicto XVI ni podría serlo, aunque él no lo sabe y con su tecno-zen de Blackberry y blogosfera pretenda superar hoy la teología cristiana y/o coránica (...). Quienes se
preocupan por la democracia israelí o temen la nucleocracia iraní tienen motivos para la inquietud".

Al resto, mayormente, les ha gustado que Obama mencionara a la Córdoba de los Omeyas como ejemplo de convivencia, aunque no se le perdone el desliz de mezclar a la Inquisición con Al-Ándalus. Sobre la supuesta tolerancia también hay discrepantes, como Jesús Cabrera que en Diario Córdoba concluía que "el gueto de Varsovia era un paraíso de libertados comparados con la Córdoba del
siglo X". ¿Y la lluvia en Sevilla? Pura maravilla. Eso seguro.

Buenas vibraciones
¿Estamos ante un "fiasco", dicho sea en palabras de Rafael Bardají en ABC, o ante "un inteligente mensaje de confraternización" como sentenciaba el editorial de El Mundo? Quedémonos con las buenas vibraciones que percibía en El Periódico el escritor palestino Jamal Salah, "aunque esto no es suficiente para lograr desalojar al Ejército israelí de Palestina".