La mesa de luz

Enviando el trabajo a la redacción

composicionarri.jpg

BAS505 BASILEA (SUIZA) 6/6/2008.- Un fotógrafo revisa las fotos tomadas durante la rueda de prensa de la selección francesa de fútbol con Michel Platini en Basilea, Suiza, hoy 6 de junio de 2008, un día antes del comienzo de la Eurocopa'08. EFE/Urs Flueeler Las fotos de la columna de la derecha son de: AFP / Valery Hache

El paso que ha dado la fotografía del soporte foto-químico al digital nos ha traído un gran avance, la rapidez en el procesado y el envío. Este avance se ha sido determinante en la fotografía de prensa. En la mesa de edición de un periódico hay veces que es mejor tener una mala foto pronto que una genial tarde.

En los periódicos existe una hora de cierre. El cierre es la hora a la que se deben enviar las páginas a la imprenta para que de tiempo a que se impriman, se metan en los camiones y lleguen a los quioscos. Los periódicos suelen tener diferentes ediciones que se cierran a diferentes horas para así poder afrontar la última hora. La huelga de transportes no solo se ha notado en los comercios y las industrias, también ha trastocado los horarios de cierre y la distribución de las diferentes publicaciones españolas, incluyendo Público. Por eso hay veces que es muy importante que la foto llegue a tiempo.

Jon Barandica (Mi jefe) nos contaba el otro día como llevaba una pesada máquina en el maletero de su coche cuando viajaba a cubrir algún evento. Tenía que buscar un baño donde revelar sus fotografías, editar mirando el negativo, hacer una copia y enviar con esa máquina la foto al periódico. Tenía que abrir el cajetín del teléfono del hotel u otro lugar y pinchar la máquina que iba transmitiendo la foto haciendo bip, bip, bip-bip… Nos contaba Jon que había veces que la operadora del hotel se extrañaba de que la línea estuviese tanto tiempo ocupada y descolgaba para ver si seguían hablando. En ese momento la conexión fallaba y había que volver a iniciar la transmisión. Con la llegada del color ese proceso de transmisión había que hacerlo tres veces, una para la información del rojo, otra para la del verde y otra para la del azul (RGB). Menuda movida...

Ahora volvamos a ver la foto grande que encabeza el post. El fotógrafo está comodamente sentado en una sala de prensa de Basilea. A descargado las fotos de su tarjeta de varios gigas en su ordenador portatil que pesa menos que un tomo de la enciclopedia Británica (no ha tenido que cambiar de rollo, ni revelar…). Ha elegido las fotos que mas le gustan. Con el Photoshop le ha dado una máscara de enfoque, le ha tocado los niveles y le ha dado el corte. Ha escrito el pie en la información IPTC y la ha enviado a través de su tarjeta 3G (que le da conexión a internet en casi cualquier parte) a un ftp donde la recoge su editor. Un trabajo cómodo...

El día de la final del campeonato del mundo de rugby, estábamos mi compañero esbirro Miguel G. Castro y yo esperando la foto del momento en que los sudafricanos levantaban la copa. Lo estábamos viendo por televisión e hicimos el experimento de ver cuanto tardaban en enviar la foto y qué agencia era la ganadora. Levantaron la copa y pusimos el reloj a correr. La ganadora fue Afp, la foto tardó en llegar desde Paris solo diez minutos. Yo tardo cuatro veces más en llegar a mi casa desde el periódico.