Multiplícate por cero

La insostenibilidad de Rajoy

Ya tenemos la respuesta de cómo afrontaría el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, el presupuesto del Estado en 2010 para controlar el déficit público sin subir los impuestos. Lo explicó el jueves, en una entrevista con Carlos Herrera. Lo que haría Rajoy si fuera el presidente del Gobierno es no poner en marcha la Ley de Economía Sostenible. ¿Defiende la política de no hacer frente a la de hacer? ¿La del mercado frente al Estado?Para el líder del PP, su fórmula es una simple resta. Como, según él, con la Ley de Economía Sostenible, el Estado "se va a gastar 25.000 millones", basta con no ponerla en marcha para no tener que subir los impuestos y,
encima, sobraría algo.
Quien le oyera se estaría diciendo ¡naturalmente!, ¿cómo es posible que teniendo la solución tan cerca, estos ministros no la hayan visto? Hay que ser borricos. No sacamos esa ley que, además, a saber qué quieren hacer sostenible y no nos suben el IVA, ni las rentas de capital, ni
nada de nada.
A sumar y a restar creo que llegamos todos, lo que no sabía Rajoy cuando contestó –a lo mejor sí lo sabía pero estropeaba el mensaje– es que esos 25.000 millones de euros que dice que le va a costar al Estado la Ley de Economía Sostenible no es dinero del presupuesto del Estado y, por tanto, no influye en el déficit ni se quita de otros gastos.

De entrada, Rajoy suma 5.000 millones de su propia cosecha a la cifra que Zapatero dio en mayo, cuando anunció la ley en el Congreso: 20.000 millones, no 25.000. ¿Esos 5.000 otros millones son un detalle menor? Pues son casi un billón de pesetas, que es la cifra que se busca recaudar con la subida del IVA.

Nimiedades aparte, lo verdaderamente importante es que los 20.000 millones es la cantidad que se movilizará con la Ley de Economía Sostenible, pero, ¡oh sorpresa!, en financiación privada y préstamos del ICO, es decir, que además de que el ICO no saca el dinero del que dispone de los presupuestos sino de los mercados financieros, un préstamo es un dinero que se adelanta y que luego hay que devolver. Así que entre ICO y déficit público no hay apenas relación, como parece creer equivocadamente el presidente del Partido Popular.Si hacemos caso a la propuesta estrella de Rajoy nos quedamos sin Economía Sostenible y, encima, no hemos conseguido contener el déficit público. Ahora, eso sí, no hemos subido los impuestos, con lo que no sé cómo se va a financiar la ayuda de 420 euros a parados sin ingresos –que el PP apoyó en el Congreso– y otros gastos ineludibles de protección social. 

Y sería una pena quedarse sin la Ley de Economía Sostenible, de la que la mayoría de los expertos opina que está bien orientada y va en la buena dirección. De hecho, es una ley que apuesta por los dos elementos que deberían marcar nuestra economía en el futuro: la sostenibilidad y la innovación. Pretende dar cuerpo a lo único bueno que podemos sacar de esta tremenda crisis económica, que es el espíritu de cambio: en los mercados financieros, en las relaciones internacionales y, sí, también en el modelo productivo.Mejor invertir en coches eléctricos, en energía eólica, en rehabilitación de viviendas que en especulación inmobiliaria y financiera. Entonces, tal vez haya servido para algo pasar por esta crisis. 

Más IVA 

Ahora, Rajoy cuenta con el apoyo de CEOE en su rechazo a una subida de impuestos, pero hace menos de un año no era así. A finales de 2008, la patronal defendía una "ligera subida del IVA" que permitiera rebajar las cotizaciones sociales que pagan las empresas por sus trabajadores. En estos momentos, a Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal, le parece muy mal subir los impuestos, entre ellos el IVA... ¿tal vez porque ya no se liga a rebajar cuotas empresariales? Rajoy rechaza la Ley de Economía Sostenible por una falsa austeridad, pero lo que no es sostenible es su solución.