Opinion · Otras miradas

Por un Orgullo Diverso

Septiembre 2006. Las diputadas y los diputados del Congreso debaten una nueva Ley de Dependencia. Previamente, el grupo activista Foro de Vida Independiente protesta durante algunos meses para que en la ley estuvieran incluidas sus demandas.

El grupo activista del Foro llegó al Congreso, pero no pudo hablar con el presidente ni el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. Al no poder hablar con ellos, 20 activistas con diversidad funcional se encierran en el Imserso para protestar. Gracias a la protesta de las activistas, el Foro consigue una reunión con el presidente y la secretaria de Estado de Servicios Sociales. Aunque les prometieron añadir sus demandas a la ley, no lo hicieron finalmente.

De esa mentira, surge la primera marcha del Foro de Vida Independiente (ahora llamado Foro de la Vida Independiente y Divertad). El Foro ha hecho un total de 10 marchas en total desde el año 2007 reivindicando derechos para todo el colectivo de diversidad funcional. La última marcha fue en Madrid en 2017.

La concentración por el Orgullo Diverso será el 21 de septiembre en la Plaza de Isabel II, de Madrid
La concentración por el Orgullo Diverso será el 21 de septiembre en la Plaza de Isabel II, de Madrid

Por todo ello, y por la necesidad de seguir visibilizándose, surge la idea de convocar el día del Orgullo Diverso para coger el relevo y continuar luchando
por los derechos humanos de las personas discriminadas por su diversidad funcional. Tras varias asambleas de activistas, surgen las asambleas del grupo promotor de la convocatoria del Orgullo Diverso.

¿Qué se busca con la concentración del Orgullo Diverso? Los miembros promotores aseguran que el objetivo principal es exigir los derechos del colectivo y denunciar la “discriminación a todos los niveles que las personas que funcionan de manera diversa o diferente sufrimos por el hecho de hacerlo distinto a lo normativo o a lo general”.

En el Orgullo Diverso se mostrarán los cuerpos en el espacio público, cuerpos que “son raros, que son cojos, son ciegos, son sordos”, y de esta forma poder ocupar los espacios que generalmente están vetados para ellos.

Uno de los objetivos fundamentales de la convocatoria pasa también por generar alianzas y tejer redes. “La lucha de las personas con diversidad funcional es una lucha que está segmentada, muy vinculada al movimiento asociativo y queremos desvincularnos de ello porque creemos que debe ser una lucha en primera persona, de manera horizontal, para que toda persona que quiera participar pueda hacerlo”, explican. En ese sentido, se ha intentado que la convocatoria sea accesible a todo el mundo, y prueba de ello es el cuidado que hay detrás de todo el material difundido de cara a la convocatoria, que no sólo tendrá lugar en Madrid, sino que ciudades como Barcelona o Castellón se han sumado en los últimos días.

Algo muy interesante también de esta convocatoria es la puesta en común de distintos colectivos desde la diversidad funcional y desde lo no normativo, como puede ser el colectivo LGBTI, TRANS y otras personas que en su día a día son discriminadas por distintos motivos.

Esta  convocatoria no se centrará tanto en la falta de acceso o discriminación a todos los espacios, que también, sino en poner el foco en vivir desde lo diferente con orgullo, encontrarse, conocerse, darse cuenta de lo que une a los colectivos, respetando que hay diferencias; “pero apoyándonos en las luchas de cada grupo y generar una oportunidad para ir creando un trabajo futuro que lleve a más Orgullos Diversos, más amplios e inclusivos si cabe, que quieran apoyar que La diversidad es un valor”, aseguran.

“Voy a Madrid a Orgullo Diverso porque la diversidad funcional no es una cosa que pase a otros, porque no podemos mirar hacia otro lado cuando se trata de vulneración de derechos humanos y porque la productividad no nos define”, invita una de las asistentes.

El colectivo FRYDAS, uno de los asistentes a la concentración anima a ir “por un mundo feminista, inclusivo y accesible”. También hay recuerdos para quienes no pueden acceder a la concentración por distintos motivos; algunos de ellos porque ya no están. “Iré porque puedo ir, porque sigue habiendo gente que no puede asistir a estos eventos porque vive institucionalizada o encerrada en su casa, o porque no cuenta con los apoyos para poder ir”, cuenta otro de los asistentes a la Convocatoria.

“Habrá mimo, habrá música, habrá danza, habrá reivindicación social para que ninguna persona sea discriminada y entre todas seamos capaces de construir una sociedad más justa”, explica Chema, trabajador y asistente social.

Finalmente, explican desde los promotores del evento, que el empoderamiento es la clave que vertebra la convocatoria, ya que no se dirige tanto hacia fuera como hacia el propio colectivo de diversidad funcional, para que las personas diversas “sepan que tienen valor, y ponerlo encima de la mesa, sentir la diferencia con orgullo para que desde el trabajo conjunto puedan irse cambiando también las cosas hacia fuera”.

“Queremos construir un mundo seguro en el que poder desarrollar una Vida Independiente. Queremos convivir en todos los espacios de la vida. Queremos tener voz. Queremos apropiarnos de lo que nos corresponde. Desde el Orgullo, desde el valor de la Diversidad”, puede leerse en su página. El sábado 21 de septiembre el Orgullo será más Diverso que nunca.