Otras miradas

Soria ¡Ya! arrasa, pero la España Vaciada no arranca bien

Braulio Llamero

Periodista

El candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León por ¡Soria ya!, Ángel Ceña (i) y el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte (d), a su llegada al cierre de campaña de ¡Soria Ya!, en la Plaza San Clemente, a 11 de febrero de 2022, en Soria, Castilla y León (España). - EUROPA PRESS

En estas elecciones autonómicas de Castilla y León, por primera vez celebradas sin acompañamiento y con todo el país mirando, se ventilaban más cuestiones de las que parecían. Una de ellas era comprobar qué puede esperarse del movimiento conocido como "La España Vaciada". Movimiento, que tras el éxito en las generales de "Teruel Existe", tomó la decisión de presentarse en todas las provincias posibles. Este era su primer gran test y me temo que no sale demasiado positivo, ya que no parece que cuaje como marca.

La indudable y gran victoria de "Soria Ya", arrasando en su provincia, no debe llevar a engaño. Esta plataforma, como la de Teruel, tiene y ha demostrado fortaleza propia, porque lleva mucho tiempo trabajando y cohesionando una mayoría social incontestable. Pero donde no había plataformas con esa trayectoria, lo ocurrido en estas elecciones deja claro que "La España Vaciada", como etiqueta común, no es suficiente. La mitad de las nueve provincias ni lograron armar listas. Y las que lo hicieron (Burgos, Valladolid y Salamanca) además de Soria, no han obtenido nada. Demasiado improvisación en listas, así como falta de trabajo previo y del apoyo social correspondiente. Queda claro que desde el sentimiento y la queja provincial se puede construir, con tiempo y solvencia, algo fuerte y con tirón. Pero convertir la suma de esas quejas en una fuerza superior, autonómica o nacional, va a ser otro cantar muy diferente.

También me parece interesante, entre lo que puede pasar desapercibido, el fenómeno UPL (Unión del Pueblo Leonés), sin relación alguna con el anterior. Aunque estamos también ante una fuerza localista con larga trayectoria y trabajo, lo que ahí se ventilaba es diferente. Se trata de un partido "leonesista" que defiende la creación de otra Comunidad Autónoma, desgajada de la actual y formada por el antiguo reino de León (que incluiría además a Zamora y Salamanca). Es muy significativo que la UPL se haya visto premiada con tres escaños en lugar del único que tenía; aunque, y esta es la otra cara de su apuesta, todos ellos en la provincia de León. Es, con todo, un ganador claro de la noche,  junto a "Soria Ya" y ambos después de Vox.

Aunque de Vox, la verdad, no me apetece decir nada. ¿Para qué? Es una maldición que seduce a demasiados sin que haya forma racional de entenderlo. De momento, que lo sufra el PP, puesto que en su manos va a quedar. A los de abajo nos queda resguardarnos, en espera de un milagro o hasta que que nos empiecen a caer rayos y centellas.


Y solo a modo de posdata, dejen que añada algo sobre el supuesto ganador absoluto, que es el PP, y sobre el claro perdedor, que es el PSOE. El primero ha cambiado un socio cómodo y facilón, por uno brutal y asilvestrado. Enhorabuena a Mañueco y a Teodoro. Con éxitos así para qué quieren fracasos. En cuanto al PSOE, le espera una larga y pesada digestión. Cuando acabe esta legislatura el PP llevará más de cuatro décadas en el marchito autonómico, con los socialistas viendo las uvas verdes desde los bancos de la oposición. ¿Nunca se renovarán? ¿Nunca van a dar paso a savia nueva, equipos diferentes y líderes capaces de ilusionar? Mimbres tienen, basta con que miren hacia sus ayuntamientos.