Otras miradas

La izquierda tiene un problema con la comunicación y con RTVE. Y el PSOE también

Tomás Alberich

Sociólogo. http://tomasalberich.blogspot.com/

Cámaras de televisión. -Pixabay
Cámaras de televisión. -Pixabay

Viernes 8 de julio 2022, media España está pendiente de la presentación del proyecto de Yolanda Díaz que, por fin, se presenta en Madrid. Sí, media España es exagerar un poco, pero lo cierto es que tanto las gentes de izquierdas como las de derecha, extremo centro, ultras... tenían al menos curiosidad por la puesta en escena del proyecto político de la Vicepresidenta, que se ha hecho esperar durante bastante tiempo. Indudablemente es la noticia del día. 21,00 horas, telediario de Televisión española. Le dedican unos segundos a la noticia del día, durante esos segundos vemos y oímos tres frases de la intervención de Yolanda, para que nadie diga luego que la información es incorrecta. Precisamente los segundos en que marca distancias sobre siglas y partidos existentes. Sobre el acto en sí solo se indica que asisten unas cinco mil personas y que estuvieron Llamazares y Monedero. Y punto. No se dice en qué consistió la actividad, quienes intervinieron antes que Yolanda (destacados miembros de nuevas entidades sociales, de trabajadores, de la denominada sociedad civil...). No se dice nada de cómo seguirá el proceso de escucha (más allá de que Yolanda recorrerá España), cómo se organizará, cómo se está organizando, no se entrevista a nadie de los asistentes, ni se pregunta a ningún consabido y manido "experto" –tan recurrentes ante cualquier tema, ni a políticos de otras formaciones... Total solo son cinco mil rojillos de nada. El telediario, de una hora de duración, continua con todo tipo de noticias, reportajes atemporales, etc. Y la noticia estrella –para ellos- durante todo el fin de semana y repetida machaconamente durante tres días: los actos de recordatorio del asesinato de Miguel Angel Blanco por ETA. El PP aprovecha y acusa al PSOE de pactar con Bildu la Ley de Memoria Democrática, consiguiendo mezclar ETA con memoria histórica y PSOE. ¿Qué se ha "pactado" con Bildu? No se dice nunca no vaya a ser que nos enteremos de algo. Periodismo de ocultación.

En otro momento de los informativos se anuncia que televisión española ofrecerá una entrevista en exclusiva al juez García Castellón, en ¡exclusiva! Gran notición. Pero no para preguntarle cuándo va a dejar la carrera judicial, después de haber abierto múltiples causas contra Podemos reiteradamente archivadas por tribunales superiores. El juez que, por ejemplo, quiso juzgar a Pablo Iglesias porque le habían robado el teléfono a una colaboradora y Pablo no hizo lo que el juez consideraba que debería de hacer o que publicitó las causas que abría sobre la financiación ilegal de Podemos, urdidas en algunos medios de/o las cloacas del Estado y en su cabeza. Todas las causas archivadas y el juez ni dimite ni está pendiente de juicio por presunta prevaricación. Pero en RTVE le entrevistan no para explicarnos sus acciones supuestamente ilegales. No, es que es un experto en otras cosas que no vienen al caso y por eso nos lo sacan en la oficial televisión española. La televisión con más presupuesto, la que pagamos todos con nuestros impuestos y que parece que no tiene periodismo de investigación, si de ocultación y de desviación.

Son un par de ejemplos entre mil. Suelo ver también los informativos regionales madrileños de RTVE, a las 14,00 horas. Son copia de la información de TeleMadrid. Por citar un ejemplo de noticias calcadas, una de hace unos meses, se informó que: la subida del precio de la electricidad ha motivado que Metro de Madrid anuncie una reducción del número de trenes en circulación, pero esta reducción del número de convoyes, en un 10%, "no provocará ningún perjuicio para los usuarios". La misma noticia es dada en RTVE y en la teleayuso de TeleMadrid. Tal cual. Pues si que circulen menos trenes no perjudica a nadie que no lo reduzcan un 10% que sea un 50% que así se gastarán menos en luz.... un par de meses después aparece, en algunos periódicos, las protestas de los usuarios por el aumento de los tiempos de espera, la aglomeración en el interior de los trenes (con una pandemia que no termina...). Así noticia tras noticia.

RTVE no está sola. La comunicación va a peor. La cobertura informativa de la guerra en Ucrania y la convención-fiesta-vasallaje a la OTAN ha sido y es lamentable, dada por todos los grandes medios de comunicación de masas, medios de "formación de masas" (que decía Agustín García Clavo). En esto los medios privados se han llevado la palma. La Sexta, salvo excepciones puntuales, ha cubierto la invasión de Ucrania durante los primeros tres meses en una mezcla de revista del corazón y de El Caso, referente periodístico del franquismo de sucesos. Hemos visto como se conectaba en directo con el corresponsal de la Sexta en Kiev para que informara de la situación y el periodista comenzaba su información diciendo: "Esta guerra la vamos a ganar. Esta guerra la va a ganar Ucrania, la tenemos que ganar a pesar de los bombardeos...". No citaba palabras de alguien, no: era su opinión sobre el tema. El periodismo informativo objetivo debe de ser ahora este, primero mi opinión, luego ya informaré de algo.

Ahora la guerra en Europa ya no es de interés, ya no hay primicias que vender, aunque puede haberlas en cualquier momento. No es que seamos un país en la OTAN, es que ahora somos más otanistas que nadie. Durante la cumbre y alrededores, durante más de una semana la machacona publicidad con todos los parabienes que tenemos gracias a la OTAN ha sido la protagonista de todos los informativos, de los de RTVE también. Por ejemplo "informando" que para ingresar en el selecto club de la OTAN se deben cumplir tres requisitos, entre estos ser un país europeo y tener un sistema de gobierno democrático. O sea, ¿ser europeo como Estados Unidos y una democracia como la de Turquía? A continuación se entrevistaba cada día a dirigentes y expertos nacionales y mundiales para explicarnos lo malo que es Putin, que todo empezó con sus invasiones a regiones cercanas a principios de siglo –antes la historia no existe no vaya a ser que entendamos algo...

A mayor abundamiento, la dirección actual de RTVE se ha visto involucrada en diferentes escándalos, un tanto escabrosos. Y censuras. Como despedir a un trabajado por poner un subtítulo a la noticia de que la princesa se iba a estudiar "fuera de España, como su abuelo". Despido declarado nulo por la magistratura con obligación de readmisión.

Se equivoca gravemente el PSOE si piensa que los ataques, mentiras y manipulaciones desde los medios a Unidas Podemos y a las diferentes izquierdas no va con ellos. No les afectan. Se deja los pocos medios públicos que quedan en manos de la derecha, y pensar que los perjudicados son solo o principalmente los que están a su izquierda. Los perjudicados somos todos y la misma democracia.

El que se contribuya al desgaste constante de los grupos a la izquierda le impedirá al PSOE gobernar durante muchos años, no solamente a nivel estatal, también en autonomías y ayuntamientos.

Entre los múltiples leyes y regulaciones que están pendientes –y que se van a quedar en el tintero- se encuentra una sobre los medios de comunicación. Sabemos que cualquier regulación, norma, etc. será difícil, controvertida y las derechas que dominan sobradamente los medios privados se lanzarán a degüello. Tan controvertida como necesaria.