Otras miradas

Moreno Bonilla sitúa a la sanidad andaluza como la peor de España

Miguel Ángel Heredia Díaz

Portavoz Adjunto de la Dirección Socialista en el Senado y portavoz de Hacienda y Senador del PSOE por Málaga

Los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante el acto de presentación de candidatos autonómicos del Partido Popular a las elecciones autonómicas del 28M, a 14 de enero de 2023, en Zaragoza, Aragón, (España).- EUROPA PRESS

La sanidad andaluza va de mal en peor. Hay un dato demoledor: un 5,8. Es la nota que los usuarios dan los servicios sanitarios en Andalucía, según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas de marzo de 2022. Es el peor dato en toda España, le sigue Madrid. La puntuación media nacional fue de 6,2. ¿Cómo valora Juanma Moreno esta preocupante calificación?

Con Juanma Moreno como presidente de la Junta, Andalucía ha pasado de tener los mejores servicios sanitarios, de ser la "joya de la corona" en valoración ciudadana, a tener la peor nota. Este es el resultado de la incapacidad de gestión del Gobierno del PP en materia sanitaria y de su interés por destruir lo público favoreciendo lo privado. Los andaluces tienen miedo de enfermar, porque la demora para la atención primaria alcanza hasta los 15 días y conseguir un cita para un especialista es toda una odisea.

Otro indicador preocupante es que, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, recogidos en la Memoria de 2022 de la Asociación del Defensor del Paciente sitúa a Andalucía como segunda región con mayor lista de espera para una operación en la sanidad pública. Hay 136.613 pacientes andaluces en lista de espera para una operación. Ello representa el 18% del total del país y la demora media es de 110 días. ¿No piensa hacer nada el presidente andaluz?

Hace poco conocíamos el caso de una vecina sevillana que ha contratado una valla publicitaria a modo de protesta para exigir que la sanidad pública la opere de la espalda. Denuncia que desde febrero de 2022 tiene fuertes dolores de espalda, que fue diagnosticada y solo le dan morfina. Y con morfina mañana y noche vive en medio de dolores terribles, a la espera de una operación en la sanidad pública andaluza. ¿Esto es decente Sr. Moreno Bonilla?

Por otra parte, hay unidades que se cerraron a consecuencia del Covid y todavía siguen sin abrirse en Andalucía. En Málaga, por ejemplo, están las Urgencias del Hospital Civil y la Maternidad del Hospital Clínico; y además no están funcionando totalmente ni el Hospital del Guadalhorce ni tampoco el Hospital de de Estepona, en ambos hay numerosos servicios que siguen sin marchar. En materia hospitalaria los sanitarios han mostrado sus reiteradas quejas en diciembre, que ha sido un mes terrible por falta de personal para cuadrar servicios y donde los contratos realizados han sido claramente insuficientes.

Aunque tal vez el mayor problema sanitario andaluz sea la Atención Primaria. Los Sindicatos Médicos han denunciado que el 20% del cupo de médicos en los centros de salud se quedan a diario sin cubrir; bien sea por descansos por guardias en la jornada anterior, por vacaciones o por enfermedad. La realidad es que esto los sobrecarga de trabajo ya que están atendiendo hasta 40 pacientes o más por jornada.

La gestión de citas es nefasta, la desorganización en los centros de salud es cada vez más evidente y la presión asistencial aumenta en todas las categorías sanitarias y no sanitarias.

Faltan médicos y enfermeros, porque se están jubilando y no se cubren y porque otros muchos se van a otras Comunidades y a otros países que les ofrecen mejores condiciones laborales y salariales. Por todo ello desde el Sindicato Médico no descartan ir a la huelga el 27 de enero y el Sindicato Médico de Primaria ha convocado su propio paro para el 20 de enero.

En este contexto, el secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, se ha reunido con los sindicatos con representación en la mesa sectorial de sanidad y les ha mostrado su apoyo. "A la sanidad pública se le ha indigestado la mayoría absoluta del PP y no admite parches porque la situación es más urgente que nunca". Se precisa más presupuesto sanitario que de estabilidad laboral a los 12.000 sanitarios de refuerzo contratados en pandemia y también se precisan mejoras salariales en algunas categorías de personal sanitario para evitar la fuga de los mismos a otros destinos fuera de Andalucía.

Sr. Moreno Bonilla no puede seguir jugando con la salud de los andaluces y las andaluzas. No puede seguir machacando a los sanitarios ni desesperando a los pacientes. No puede seguir destrozando la sanidad pública para favorecer la privada, porque la sanidad es un derecho y no un negocio como piensa la derecha.