Otras miradas

De Corea del Sur a Catalunya: explorando el potencial de la renta básica entre la juventud

Young Seong Yoo

Director del grupo de investigación de renta básica en el Instituto de Investigación de Gyeonggi

Gi-Hoon Choi

Investigador del grupo de investigación de renta básica en el Instituto de Investigación de Gyeonggi

Un rider de Globo por la Diagonal de Barcelona.- EFE

El programa de renta básica de Gyeonggi para la población joven (Youth Basic Income, YBI), implementado en la región de mayor población de Corea del Sur, ha proporcionado a sus residentes más jóvenes un apoyo financiero estable y regular desde el 1 de abril de 2019. El programa ofrece pagos trimestrales de 250.000 wons (220 dólares) a los residentes de 24 años, con un pago máximo anual de un millón de wons (880 dólares). Del programa se benefician aproximadamente 175.000 jóvenes de la región.

La implementación del programa YBI de Gyeonggi proporciona información valiosa sobre el potencial de un programa similar en Catalunya. Aunque el gobierno catalán tenía pensado desplegar un programa de renta básica incondicional, los fondos para el programa fueron suspendidos meses atrás. Con todo, la situación hizo revivir el interés en la exploración de la efectividad de los programas de renta básica.

El programa YBI de Gyeonggi ha demostrado que la implementación de los planes piloto de renta básica puede llevar a resultados positivos para la gente joven. El programa fue evaluado a través de un estudio de investigación riguroso, que comparó a un grupo de beneficiarios con un grupo de control. Ambos grupos fueron encuestados antes y después de la implementación del programa, y los datos fueron recogidos mediante métodos cuantitativos y cualitativos. Los efectos del estudio indican de manera clara que el programa YBI tuvo un impacto positivo en el bienestar de sus receptores.

La implementación de un programa similar en Catalunya tiene el potencial para proporcionar a los jóvenes seguridad financiera, una seguridad que podría llevar a una mejora de numerosos aspectos de sus vidas. Proporcionando una renta básica garantizada a los jóvenes, el programa permitiría cubrir sus necesidades básicas y reducir el estrés financiero. Eso, a su vez, llevaría a una mejora en la salud mental y el bienestar, a una mayor estabilidad financiera y a un incremento de las oportunidades para el crecimiento personal y profesional.

Además, la implementación de un programa de renta básica en Catalunya podría tener efectos económicos positivos. Proporcionando un apoyo financiero a los jóvenes, el programa podría estimular la actividad económica, incrementando el consumo. Eso llevaría a la creación de trabajo y supondría un impulso a la economía local. Además, el programa podría reducir la pobreza y la desigualdad, ya que los jóvenes de hogares con menos recursos se beneficiarían del apoyo financiero proporcionado por el programa.

Con los éxitos del programa YBI de Gyeonggi, y teniendo en cuenta los desafíos a los que tuvo que hacer frente, el gobierno catalán tiene una oportunidad única para desplegar un programa de renta básica efectivo, que pueda satisfacer las necesidades de la población general, incluyendo, también, las necesidades, más particulares, de los jóvenes del país.

Más Noticias