Sardinas frescas

Dicen que la industria conservera frena la caída del empleo en la Comarca del Barbanza y Jealsa Rianxeira tiene mucha responsabilidad de que así sea. Uno de los actos que ponen fin al 50 aniversario del nacimiento de la conservera es la visita institucional del rey de España, lo que significa un claro respaldo del jefe del Estado y de todos los miembros del Gobierno a la política empresarial de la firma. Jesús Alonso y todos sus trabajadores tienen la suerte de ser reconocidos en todo el mundo por su trabajo cotidiano y seriedad en la gestión, ampliando mercado, diversificando actividades y generando cada día más empleo.

JOSÉ MANUEL PENA RIVEIRA (A CORUÑA)

Como usted sabe, “Marruecos expolia los recursos naturales del Sáhara Occidental” (Público, 23-3-09). Esta práctica, no sólo contraria a las leyes internacionales, sino también al más mínimo sentido moral, la lleva a cabo Marruecos con la entusiasta colaboración de las más filantrópicas empresas españolas, como por ejemplo Rianxeira. En asociación con una empresa marroquí, Rianxeira posee una fábrica en El Aaiún. El propio Jesús
Alonso no tiene reparo en hablar de su fábrica “en Marruecos”: así respalda la ocupación del Sáhara Occidental. Allí sigue don Jesús, incansable, generando empleo: por 56 horas semanales, le paga unos 250 euros al mes (¡al mes!) a un encargado de esterilización. Afortunados ellos, porque un encargado de control de calidad gana unos 150 euros al mes (datos de Western Sahara Resource Watch).

¿Qué pinta el rey en este charco tan sucio? Afirma usted que presta su respaldo (y el del Gobierno). ¿Y qué es lo que apoyan entonces su majestad y nuestro Gobierno? Pues apoyan: la ocupación del Sáhara por Marruecos, las violaciones de la legalidad internacional y, por supuesto, la explotación de los trabajadores por parte de patronos sin escrúpulos.

En los viejos sainetes se solía decir de las buenas chicas: “Esa es más honrada que una lata de sardinas”. Eso sería en tiempos de don Ramón de la Cruz, antes de que Rianxeira comenzara “su labor emprendedora”, con el decidido respaldo de la Casa Real y de nuestro Gobierno, y su “cambio de modelo”.