Pato confinado

Receta de tostada de sobrasada con miel

Tostada de sobrasada con miel.
Tostada de sobrasada con miel.

"Escucha, hermano, la receta de la alegría… El canto alegre del que espera un nuevo día…"

Así empieza, más o menos, el Himno de la alegría. Subimos el volumen en nuestras cocinas... Golosos y risueños: ¡uníos! Las tostadas de sobrasada con miel son el aperitivo de vuestra hermandad. Si la sobrasada es mallorquina o ibérica, si la miel es de calidad (y no un alien venido en oscuros contenedores del lejano Oriente)... alegría, experiencia mística, campanillas repicando en la gola, Ludwig van Beethoven y su himno festivo amartillando tu garganta. "Ven, canta, sueña cantando. Vive soñando el nuevo sol…"

Es lo que llaman una receta gourmet. Seducción fácil. Lo dicho: los ingredientes deben ser de primera para montar unas tostadas en busca del aplauso principal. Invita a amigos y enemigos, a vecinos, poetas, ladrones y contables: esto hay celebrarlo. Los alegres cocineros suelen añadirle algún tipo de queso suave. La gula es la gula. Le sienta de maravilla el brie. Los franceses son los franceses. El resultado es una tierra de nadie, frontera entre lo dulce y salado. Receta perfecta para un día especial. Puedes usar las tostadas que más te gusten, normales, integrales, o rodajas finas de pan de payés. Si usas las integrales no te engañes: sigue siendo una receta calórica.

Receta de tostada de sobrasada con miel

Ingredientes por persona:

  • Un trozo o rodaja de sobrasada ibérica o tradicional de Mallorca.
  • Una cucharadita de miel de calidad.
  • Tostada al gusto.
  • Unas lonchitas de queso brie (cortadas en cuadraditos).

1. Prepara la sobrasada:

Ten la sobrasada a temperatura ambiente, ganará en aromas y te será más fácil manipularla. Tuesta el pan. Que la rodaja sea fina y quede dorada (crujiente).

2. Monta la tostada:

Pon la sobrasada sobre la tostada. Corta una loncha de queso brie (algunos cocineros usan hilo dental para que les salga más exacto el corte). Coloca el queso sobre la sobrasada. Si tienes un quemador, dale un punto para que se derrita un poco. Si no lo tienes: pasa la tostada por el horno unos minutos. Añade por último una hilito de miel... y a disfrutar.

➥ Seguimos con una receta de bruschetta (la clásica y saludable tostada italiana).