Pato confinado

Receta de San Francisco: el cóctel con los colores del atardecer

Cóctel San Francisco.
Cóctel San Francisco.

El cóctel San Francisco tiene fama internacional. Es uno de los más sugerentes, coloridos, y míticos, y además fue concebido desde un inicio sin alcohol.

Surgió en la ciudad que le da el nombre, en zona de costa. Sus tonos naranjas y rojizos nos dicen que imita los colores del atardecer. Y es perfecto para una noche de calor o en uno de esos mediodías en los que solo parecen felices los lagartos del desierto.

Es afrutado y dulce, pues carga con zumos (naranja, limón, piña), y lleva sirope de granada. Es un cóctel en el que se cuida la presentación: se usan vasos amplios, se mojan los bordes con granadina y azúcar, formando el típico escarchado rosa que lo recubre y que es el primer impacto que se recibe en la boca.

Se agita bien y se deja que la granadina se vaya hacia al fondo, dándole su característica dualidad cromática. Se trata de una mezcla que acepta muchas variantes en cuanto a ingredientes, siempre que se respeten los tonos amarillos, rosados, rojos o naranjas.

Receta de cóctel San Francisco

Ingredientes 1 vaso: 

  • 40 ml de zumo de naranja.
  • 30 ml de zumo de limón.
  • 40 ml de zumo de piña.
  • 30 ml de granadina.
  • Azúcar.
  • Una rodaja de naranja, limón o una guinda como decoración.

1. Prepara el cóctel:

Pon el zumo de naranja, limón y piña en un recipiente. Agítalo para que se integren bien los elementos. Moja azúcar con un poco de granadina y extiéndelo sobre una superficie. Pon los vasos donde servirás el San Francisco boca abajo en ese azúcar, para que los bordes se queden impregnados con la escarcha rosa. Añade la granadina al cóctel de manera que, por la densidad de los líquidos, se quede en el fondo. Decóralo con una rodaja de naranja o limón y una guinda insertada en un palito. Sírvelo frío.