Pato confinado

Receta de chili con carne: el plato rey de la cocina Tex-Mex

Chili con carne.
Chili con carne. Foto: Carstor - Trabajo propio/ Wikimedia Commons. CC BY-SA 2.5.

El chili con carne es el guiso estrella de la cocina Tex-Mex. Una receta fogosa, sencilla de preparar, y muy contundente. Para cowboys y domadores de cimarrones, gentes que se retan en los corrales.

Lleva carne picada, muy especiada, con salsa de tomate, y unida a frijoles negros cocidos. La mezcla de estos elementos es la adecuada: el picante se aplaca con las legumbres, la carne llena de sabor el plato, las especias, como el comino, el chile, los jalapeños, el pimentón y el cilantro, lo vuelven eléctrico.

Es puro sabor, comida de forajidos y de fronteras. Y si le añades un poco de arroz largo cocido, será un alimento supercompleto: no te faltarán las fuerzas para asaltar la diligencia (es calórico).

Lo puedes tomar a cucharadas, como si fuera una fabada, o en tacos o sobre nachos, al estilo mexicano. Debe quedar siempre espeso, con la salsa muy reducida. El truco de este guiso es conseguir un lienzo lo suficientemente sabroso y potente, pero sin pasarse, que los sabores y contrastes tengan armonía. Tiene que haber equilibrio entre los frijoles y la carne (al 50%). El picante va al gusto, pero recuerda que es un plato Tex-Mex...

Receta de chili con carne

Ingredientes 4 personas:

  • 400 gr. de carne picada.
  • 250 gr. de frijoles negros cocidos.
  • 1/2 pimiento rojo (no muy grande).
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 bote de tomate triturado.
  • 1 cucharada de tomate concentrado.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • 1 cucharadita de comino.
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra.
  • Cilantro fresco picado.
  • 4 jalapeños cortados (opcional).
  • Chili en polvo o guindillas de cayena al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

1. Fríe la carne picada y la cebolla:

En una sartén amplia pon a freír la carne picada. Desmenúzala con la cuchara de madera y añade un poco de sal y pimienta negra. Cuando cambie de color, retírala y reserva. En el mismo aceite, pocha la cebolla cortada en rodajas finas, el pimiento rojo cortado en daditos, y los dientes de ajo cortados en láminas. Añade las especias cuando la cebolla esté casi hecha. Agrega luego el tomate concentrado y la carne picada. Mézclalo. Echa tomate triturado hasta que casi lo cubra. Si añades un pelín de caldo de carne o concentrado en polvo tendrá más sabor.

2. Guisa la carne con chili:

Ten el guiso al fuego hasta que se reduzca la salsa (calcula unos diez minutos). Prueba el punto de sal y de especias (recuerda que al reposar aumentará su potencia). Añade los jalapeños cortados y el cilantro picado. Remueve y agrega los frijoles cocidos (lavados y sin su líquido). Vuelve a remover y tenlo al fuego unos minutos, hasta que los frijoles hayan cogido sabor y esté todo bien reducido y espeso (meloso). También puedes echar un puñadito de arroz hervido.