Mi televisión y otros animales

Superspam

Sé que ustedes esperan de mí en todo momento una crítica tan aguda como incisiva a la par que cargada de ritmo y gracia. En realidad sé que esperan todo eso si son mi madre y que en general su actitud es más bien del tipo "a ver si entiendo lo que ha escrito el palurdo este hoy".

Pues miren, en este post los palurdos son ustedes. Ay, no; creo que esto no es lo que quería decir. Ejem. Me refiero a que, una vez más, no seré yo quien haga la crítica, sino que les cedo la palabra a ustedes. Y la diana que propongo como centro de sus atinados comentarios es Superegos, la serie.

La mejor crítica recibirá un espectacular regalo consistente en la satisfacción del trabajo bien hecho sin retribución económica alguna y el desprecio de los demás comentaristas. ¡Como los críticos de verdad!

Que se diviertan.