Israel dispara contra banderas blancas

Israel vuelve a mostrar su cara más violenta al atacar la “Flotilla de la Libertad”, en la que seis barcos repletos de esperanza y ayuda humanitaria pretendían llegar a Gaza con la intención de sortear el injusto bloqueo que esta zona sufre por parte de las autoridades israelíes. Para enfrentarse a un convoy humanitario, lo mejor que se le ha ocurrido a Israel es enviar a su ejército por mar y aire, para abordar estos barcos y reducir a su tripulación por la fuerza. El saldo, por el momento son 19 muertos y decenas de heridos. Cabe recordar que en esta flota civil la tripulación es de mayoría turca, con observadores internacionales periodistas, activistas y miembros de ONG. Israel no solo se enfrenta con este ataque a Turquía, un pueblo que está en estos momentos mostrando su indignación frente a las delegaciones israelíes de su país, sino que se enfrenta a toda la comunidad internacional, ya que cada país que cuente con nacionales entre la humanitaria tripulación debe responder con contundencia a esta violenta agresión militar. Porque la Flotilla pretendía llegar a Gaza, no a Israel, porque además han sido atacados en aguas internacionales y porque su propósito era humanitario. Pero la respuesta internacional no debe responder con violencia armada a la provocación israelí, ya que ni éste ni ningún conflicto deberían cobrarse ninguna víctima, y además, una respuesta armada llevaría a legitimar una radicalización de la violencia israelí contra sus vecinos. Sin embargo, la respuesta diplomática debe ser ejemplar y NNUU debe hacer acatar sus resoluciones con todos los medios de que dispone y permitir que Palestina recupere su integridad territorial, para hacer que el prometido Estado palestino sea viable. El muro israelí levantado contra la dignidad palestina (y su desarrollo económico y social) en las aguas de Gaza y en los Territorios Ocupados debe ser derrumbado, así como el resto de muros que no permiten que el pueblo palestino viva con normalidad. En varias ciudades de España y de todo el mundo se están convocando protestas ante las delegaciones israelíes para esta misma tarde. Esperemos que tome buena nota del sentir popular el Gobierno español como presidente de turno de la EU y actúe con contundencia frente a esta violenta agresión israelí a la comunidad internacional.