Hay partido, ¿pero hay jugadores?

22 Nov 2011
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

 A propósito de los resultados electorales arrojados por el 20-N en la comunidad, donde el PP le ha sacado al PSOE una ventaja de 9 puntos, muy lejos de los 16 de media en todo el país, conversan sobre las autonómicas de marzo dos simpatizantes socialistas, uno bueno y otro malo:

–Con estos resultados, hay partido, ¿no?

–Partido sabemos que hay, lo que no sabemos es si hay jugadores.

 El simpatizante malvado tal vez no tuviera razón, pero al menos tenía ingenio, que es una de las pocas cosas que puede disculpar a alguien no tener razón. Pero más allá de todo ello, es cierto que la ventaja del PP andaluz sobre el PSOE en las generales del domingo da cierta moral a una tropa socialista que acumula dos derrotas severas en apenas seis meses: las municipales de mayo, con 7 puntos a favor del PP, y las generales de noviembre, con 9. El hecho de que para sus compañeros al norte de Despeñaperros no haya esperanza alguna a medio plazo de recuperar el terreno perdido da renovados ánimos a las huestes comandadas por José Antonio Griñán.

 Tras el batacazo nacional del PSOE y tras la lectura de unas encuestas que daban al PP una ventaja de 15 puntos en Andalucía, haberse encontrado de pronto con 9 ha sido un regalo del cielo. Aunque habrá que ver si el regalo no es envenenado, dado que en el campo de batalla andaluz ha irrumpido una nueva fuerza llamada UPyD que no había sido detectada por los radares demoscópicos. Sus 200.000 votos, provenientes de la cantera socialista, no han conseguido representación andaluza en el Congreso, pero pueden conseguirla en primavera en el Hospital de las Cinco Llagas. Si fuera así, los escaños logrados se sumarían a los que obtuviera Javier Arenas, a quien los datos del domingo sitúan en el entorno de la mayoría absoluta. Y ello a su vez haría más difícil que la suma del PSOE e Izquierda Unida fuera superior a la suma de las fuerzas de la derecha.

 Hay, pues, partido, pero se trata de un partido especialmente complicado porque en el campo no jugarán dos equipos, sino como mínimo cuatro, si es que los andalucistas no logran resucitar a última hora. ¿Tiene el PSOE buenos jugadores para disputar con garantías tan trascendental encuentro? Podemos convenir en que los tiene, pero hemos de convenir también en que les falta entrenamiento, aunque eso se arregla entrenándose, y les falta también confianza en sí mismos, y eso sólo puede arreglarlo el comandante en jefe.

 


comments powered by Disqus