La entrevista en catalán al viola sevillano

Luis M. García

Formaciones más allá de la derecha y medios afines se deleitan con un vídeo en el que un músico sevillano llamado Alejandro Garrido, “viola de la Orquesta del Liceu” concretamente, contesta lo que le da la gana en castellano con acento andaluz a las preguntas de un entrevistador que se dirige a él en catalán.

De este vídeo dicen varios medios que es parte de un programa llamado “Música i vida”, de “una televisión local catalana”, y que el protagonista pide ser entrevistado en castellano y no le hacen caso. Así que ha sido utilizado para denunciar cómo se ríen los independentistas en Catalunya de los ignorantes españoles que no hablan catalán ni lo entienden, básicamente.

Felicidades por esta práctica a los alumnos y docentes de la Universitat de Barcelona que la han llevado a cabo -y a Alejandro Garrido-, ya que han demostrado que hay alumnos más preparados que algunos periodistas que cobran por serlo. Porque el vídeo es eso, una práctica universitaria en tono de humor.

No existe el programa “Música i vida” en una televisión local catalana, Alejandro Rodríguez Porras es viola de la Orquesta del Gran Teatre del Liceu, andaluz y enamorado de Catalunya, pero en esta entrevista es sobre todo un actor, y éste no es el único vídeo suyo que podemos encontrar en YouTube, puesto que ha participado en más prácticas en las que es también entrevistado, incluso íntegramente en castellano.

El propio Alejandro Garrido ha salido al paso del asunto tratando de aclararlo en sus redes sociales. Asegura que se presta a hacer “una entrevista extravagante y disonante” porque se lo pide un amigo “profesor de Audiovisuales de la Universitat de Barcelona para un ejercicio con sus alumnos”, y que es todo “teatro”. Por eso quiere “dejar claro” que no se trata de “ninguna clase de protesta por ser preguntado en catalán, idioma que entiendo muy bien y que utilizo en muchas ocasiones”.

En todo caso, es aconsejable ver el vídeo de la entrevista entero, porque es divertido y del todo revelador desde su inicio. Seguro que la práctica ha resultado todo un éxito y ni sus propios artífices esperaban llegar tan lejos.