La vidente de Spielberg

25 Oct 2009
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

MIGUEL ÁNGEL SABADELL// CIENCIA DE PEGA

Se llama Marilyn Rossner y dicen que inspiró el personaje de la médium en la película Poltergeist. Sus hagiógrafos no cesan de cantar alabanzas de su presciencia que le permitió ver, dicen, el accidente de Los Rodeos en 1977 o la caída del muro de Berlín. Aunque quizá esto último se lo sopló la Virgen, que ya en Fátima dio muestras de saber lo que pasaría y con la que Rossner tiene contactos. De hecho en su primer tête-a-tête, en la antigua Yugoslavia, le confió un mensaje a todas luces revelador: al final, habrá paz. Por supuesto, también tiene enchufe con Jesús –dice que con cuatro años y medio vio cómo se le acercaba al oído derecho y le decía que él era Dios– y con una larga lista de maestros orientales.

No debe sorprendernos que su ojo de la mente haya sido ciego a los atentados terroristas del 11-M y del 11-S, al tsunami del Índico… O sus sonoros aciertos de 2003: reunificación de las dos Coreas, unión de 5 países de Oriente Medio y que “muchas cosas vendrían de China”. ¿Se refería a lo que encontramos en los Todo a 1 euro?

Rossner suele venir por nuestro país y cada vez que lo hace lanza a los cuatro vientos predicciones que sabe que ninguno de sus fans las recordará al año siguiente. Así, en el lejano 1993 dijo que el hambre en el mundo iba a desaparecer, que habría armonía y paz y que España era el país elegido para esta labor. Pleno al 15.

Rossner tiene un don: es una excelente mercader de esperanza que se forra diciendo a personas desconsoladas que sus muertos se encuentran disfrutando en el más allá. para asegurar que sus clientes le hacen caso acojona al personal con declaraciones como esta: “tengo muchos ejemplos de gente que no sigue mis consejos y viene años después para decirme que le gustaría haberme hecho caso”. Y todo a 80 euros la media hora.

A esta mujer la Universidad de Castilla-La Mancha le ha cedido el paraninfo de Albacete el 31 de octubre para celebrar el II seminario de vida después de la muerte.


comments powered by Disqus