Un PSOE pretecnológico

10 Oct 2016
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , , , , , ,
Comentarios

 

Después de leer la entrevista del presidente de la Comisión Gestora de los socialistas españoles, Javier-Referente-Moral-Fernández, en El País, llegué a la conclusión de que lo del PSOE no tiene solución posible, que camina inexorablemente hacia su conversión en un sindicato de intereses o en una empresa política en manos de un reducido consejo de administración.

Rechazar el populismo nada tiene que ver con un PSOE que quiere volver a la mesa camilla de los ochenta, cuando Felipe González, Alfonso Guerra y tres más, hacían y deshacían a su antojo. OTAN, de entrada no. Pero de salida menos. Y a tragar. ¿Esa es la alternativa al populismo?

Estar en contra del populismo no puede llevar al PSOE a rechazar los procesos plebiscitarios con la excusa de salvar su identidad representativa. ¿Son más fiables las élites socialistas que los militantes? Lo dudo mucho. De entrada, los primeros viven condicionados por un clientelismo que les afecta a ellos mismos, a familiares o a amigos. Los segundos tienen más libertad en la toma de decisiones, ya que la inmensa mayoría no milita por la cartera o por un puesto de trabajo sino por valores como la igualdad, la solidaridad, la fraternidad, la tradición familiar, etc.

Asimismo, dos consultas a la militancia en los últimos tiempos –las primarias entre Sánchez y Madina y el acuerdo con Ciudadanos tras el 20-D- no convierten a un partido en plebiscitario.

Además, en la sociedad de Internet, ¿cómo se puede ignorar que la mayoría de la gente opina y quiere ser oída? Sobre todo los más jóvenes, ¿no? ¿Renuncia el PSOE con esta visión pretecnológica a convencer algún día a los jóvenes progresistas? Porque hace ya demasiado tiempo que el socialismo democrático español ha dejado de conectar con la juventud española.

En fin, decía García-Page en plena cacería que Pedro Sánchez había criminalizado a los barones críticos, pues ahora da la sensación de que esos nuevos reyezuelos del socialismo español están intentado aniquilar a la militancia socialista al querer dejarla sin voz ni voto.

La última prueba de lo que digo es la intención de la Comisión Gestora de torpedear la recogida de firmas que encabeza el valiente alcalde de Jun, José Antonio Rodríguez, para la pronta celebración de primarias y un congreso extraordinario.

A buen seguro que la comisaría política de las baronías alegará que las firmas electrónicas no valen, como ya ocurrió en Andalucía cuando Rodríguez intentó competir con la mismísima Susana Díaz.

Lo dicho, un PSOE pretecnológico que se encamina hacia los bloques de Cádiz, que también son de piedra y no se nota.

PD: (1) Cualquier sociólogo que se precie cifra la pérdida de votos del PSOE con el descabezamiento de Pedro Sánchez en más de un millón de vellón. Y están por cuantificar aún las consecuencias de la abstención socialista que investirá a Mariano Rajoy.

(2) En Andalucía, donde el PP ya estaba a siete puntos del PSOE, ¿hasta cuánto se ha disparado la diferencia tras el vodevil?

(3) Una vez más, Vito Corleone tenía razón cuando decía que el traidor es el primero que te ofrece un pacto. En la crisis socialista este papel lo interpretó Antonio Hernando, con la inestimable ayuda de Pepiño Blanco. Veremos a ver ahora si Roma paga a traidores o no.

(4) La designación de Ramón Jáuregui y Vicente Álvarez Areces como portavoces de los socialistas en el Parlamento europeo y en el Senado es un botón de muestra del espíritu renovador de la Comisión Gestora. La ratificación de Antonio Hernando en el Congreso es indescriptible.

(5) La cacería contra Pedro Sánchez ha amainado, pero no totalmente. Los intentos por desprestigiarle continúan, sobre todo desde los rincones rubalcabistas  y andaluz de la gestora, que son los presuntos filtradores del presunto acuerdo del ex secretario general del PSOE y el PSC con Puigdemont o de la broma de la III República. Tanta saña merece ya una reflexión bíblica: “Aquel  de vosotros  que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra”. Ni uno.

(6) Una vez que se produzca la investidura de Mariano Rajoy, la derecha va a ponerse manos a la obra contra Susana Díaz. Ya están elaborando argumentarios para que, cuando convenga, deje de ser una mujer de Estado y pase a convertirse en la niña de los ERE o una choni de Triana. Los aduladores se convertirán pronto en detractores. En fin.

(7) Y eso que ahora los votantes de centro-derecha son los que más la aprecian. La lideresa andaluza, sin embargo, cultiva últimamente su perfil más izquierdoso sabedora de la fuga de votos progresistas que sufre. Y ahora quiere llevarse bien hasta con los sindicatos pese al peligro que conlleva relacionarse con el rojerío más rojo, por eso de que podría poner en peligro su cristianismo por la base y su reconocida moderación.

(8) Hablando de cristianismo y moderación, según cuenta Juan Carlos Escudier en Cuarto Poder, Pedro Sánchez intentó rendirse pero Susana Díaz no tuvo ni una pizca de compasión y le dijo a Armengol una frase que la estigmatizará sine die: “Le quiero muerto hoy”. ¿Con la llave del dos?

(9) Me decía un amigo profundamente decepcionado con la deriva socialista: “Tantos años de conspiraciones, tantos años haciendo guardia en todas las garitas posibles, para descubrir a estas alturas de nuestras vidas que el elefante blanco era Verónica Pérez (Media Verónica para los Morancos). Manda huevos”.

 (10) La banda sonora del descabezamiento de Pedro Sánchez fue un narcocorrido mexicano. La puso Máximo-Tóxico-Díaz Cano, jefe de gabinete de Susana Díaz, ideólogo de la operación –incluida la parte más chusca-, azote de plumillas y todo un experto sobre estos grupos tan apologéticos de las balas y la violencia. En su móvil lleva un recopilación de lo más selecto de esta cosa. Un lujo entre tibetano y mexicano.

(11) El Mundo publica que el PP instruía a sus alcaldes con powerpoint sobre financiación ilegal. Bueno, hasta que lo levantó, que las verdades duran en la España de hoy lo que tarda un mandamás pepero en levantar el teléfono. ¿Este es el partido que quieren los socialistas amnistiar con su abstención para que perfeccione estas prácticas en los próximos cuatro años? Si no ven que se están suicidando, debe ser que buscan suicidarse, ¿no? Será para refundar el PSOE y quitar esas primarias tan incómodas y populistas.

(12) Iglesias y Monedero no han querido nunca pactar con el PSOE porque estaban convencidos de que lo mejor para Podemos era que los barones echaran a Pedro Sánchez, metieran al PSOE en una profunda crisis y lo situaran en la órbita del PP. La jugada les ha salido bien porque se han cumplido sus previsiones y tienen menos competencia en la izquierda. Pero a nadie se le escapa que son corresponsables de que Rajoy vaya a ser investido presidente, sobre todo por su negativa a sumarse a un pacto con el PSOE y Ciudadanos tras el 20-D.


comments powered by Disqus