Las playas del señor Ministro (del Interior) español: “Empatía cero, crueldad y psicopatía”

Juan Antonio Palacios Castaño

Colaboran: Grupo LARCS [i](Laboratorio Abierto de Reflexión Científica y Social)

“La justicia es en sí misma la gran política de la sociedad civil; y cualquier salida eminente de ella, bajo cualquier circunstancia, está bajo la sospecha de no ser política en absoluto” (Edmund Burke)

He dejado pasar unos días tras las declaraciones del Ministro español de Interior, Juan Ignacio Zoido, donde insinuaba que las ONGs con barcos de rescate fomentan la inmigración irregular. Por cierto, varias de ellas, organizaciones sanitarias, como Médicos Sin Fronteras (MSF).

Dijo textualmente: “Hay que concienciar a las ONG de que se está para ayudar y no se está para favorecer o potenciar la inmigración irregular”[1]

He dejado pasar un tiempo por la estupefacción de las declaraciones y por la necesidad de plantear un tipo de reflexión alternativa que explicase, si fuera posible, tal insensatez.

¿Acaso la alternativa veraniega de Zoido son las playas de cadáveres como la playa turca donde descubrimos la existencia de Aylan Kurdi, de tres años de edad, el 2 de septiembre de 2015?[2] ¿No se ha enterado todavía que el Mediterráneo se ha convertido en uno de los mayores cementerios marítimos del mundo?[3]

Vamos a ayudarle a recordar.

Aylan Kurdi fue un niño kurdo de tres años de edad que apareció ahogado en una playa de Turquía y cuyas fotos de su cadáver se han convertido en un icono del drama de los refugiados en el Mediterráneo, de la crisis humanitaria en Siria y de la destrucción del sueño de una Europa salvaguarda de los derechos humanos.

Un año después de esa foto, en 2016, habían muerto ya, al menos, 423 Aylan en las costas de Europa[4].  Hoy la cifra se ha multiplicado.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), organismo de las Naciones Unidas para la Migración, en su Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM (MMP), el número total de muertes en el Mediterráneo este año ha alcanzado los 2.250, desde el 1 de enero al 3 de julio de 2017[5].  Es el cuarto año consecutivo que se supera la cifra de 2.000 muertos en el Mar Mediterráneo.

A nivel mundial, el número de fallecidos alcanza la cifra de 3.047 personas, de las cuales, casi tres cuartas partes, se produjeron en el Mediterráneo.

¿Quiere decir el Ministro que si alguien puede salvar a un ser humano no tiene que hacerlo? ¿O acaso sólo es un principio para aplicar en el mar Mediterráneo, pero no en los hospitales europeos?

Puedo llegar a entender que, de acuerdo con su ideología y la del partido político al que pertenece, no quiera gente sin papeles en su territorio o que quiera devolverlos a su lugar de origen, pero ¿se puede aceptar no salvar a seres humanos que están en una barca de plástico que se hunde y optar porque traguen agua hasta que se les llenen los pulmones?

No se trata de algo propio y original de nuestro ministro. Realmente es el dejá vu del campo abierto y arado desde hace tiempo por Marine Le Pen.

Zoido y Le Pen: la segunda[6] ‘habla e insiste’ en decir que no quiere que vengan inmigrantes. Zoido forma parte de un gobierno que ‘hace cosas’ para que no vengan esos inmigrantes. Por eso no es de extrañar que no lleguen refugiados a nuestro país, a pesar de los acuerdos  internacionales[7].

Como resulta habitual desde hace un tiempo, España sigue sin cumplir con los acuerdos internacionales y bilaterales humanitarios de cualquier tipo. Y eso es especialmente sangrante con los refugiados y la crisis migratoria de Siria y el norte de África.

Todo esto toma una dimensión mayor cuando a estas cifras se suman los datos aportados por el último informe de Oxfam Intermón[8], en el que se denuncia que, a pesar de que el mundo se enfrenta a la mayor crisis humanitaria de la historia desde la creación de las Naciones Unidas, el presupuesto español de Ayuda Oficial al Desarrollo ha sufrido un recorte del 73% desde 2008[9]. Se trata del país de la OCDE que más ha recortado en esta materia desde que comenzó la crisis. Todo un honor.

Parece que nos estamos “lepenizando”. Realmente estamos cumpliendo el sueño planteado por Marine Le Pen en Francia y que no ha llegado a cuajar allí. Somos alumnos aventajados y bastión de proa de lo que muchos quieren que sea “la nueva Europa”.

Porque, sí, parece haber una trama claramente orquestada para eliminar testigos del drama. Y esa trama está funcionando. El mundo existe porque se le mira. Es lo que quieren, que dejemos de mirar para que deje de existir.

Primero fue Frontex (Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas), en su informe de febrero de 2017, junto a las declaraciones de Fabrice Leggeri, su actual director. Estableció una peculiar relación entre el proceder de los traficantes libios y el aumento de los rescates por parte de las ONG[10].

Después ha sido el fiscal de Catania (Sicilia), Carmelo Zuccaro, dedicado a investigar el tráfico de seres humanos en el Mediterráneo[11], el que lanzó la sospecha de financiación de algunas ONG por parte de los traficantes de inmigrantes sirios.

Luego surgió la propuesta de Italia y Libia de elaborar un código de conducta para “controlar” a las ONG que han desplegado barcos de rescate en el Mediterráneo[12].

Ahora llega nuestro Ministro Juan Ignacio Zoido.

¿Criminalizamos a las ONG’s, en definitiva, a toda esa ciudadanía que da lo mejor de sí para salvar a gente a punto de perder la vida, cuando el 40% de los rescates en el mar en la actualidad lo llevan a cabo estas organizaciones?

Por cierto, todos los intervinientes en esta sinfonía tienen proximidad ideológica. ¿Adivinan de que orientación?

De esta forma, se rescata el viejo argumentario del “efecto llamada” para hacer una campaña contra las ONGs que, ante la impasibilidad de Europa y el bloqueo de sus gobernantes para hacer una operación conjunta de salvamento marítimo, pusieron en marcha, hace tan sólo dos años, barcos de rescate en el Mediterráneo como respuesta ante las crecientes muertes de seres humanos.

Y frente a ello, el antídoto. Hay soluciones y salidas que van, como casi todo lo referente a los ciudadanos, por “la resistencia”, porque ante toda esa maquinaria del poder se trata de resistir, como lo hizo Grüninger. El verano de 1938, Paul Grüninger, un comandante de la policía suiza en el cantón de ST. Gallen[13] de 47 años, decidió saltarse todas las normas y protocolos y salvar a 3.600 refugiados judíos de un holocausto seguro, retrocediendo sus visados y falsificando sus documentaciones, haciendo constar que habían entrado ya en Suiza y pagando con sus propio dinero la ropa de invierno que los refugiados más necesitaban[14].

Paul Grüninger fue despedido de la Policía en marzo de 1939 y enjuiciado en marzo de 1941. Se le declaró culpable de incumplimiento del deber, mala conducta oficial y falsificación de una multa.

Además de ser degradado, fue despedido del servicio policial, condenado a pagar una multa y a la suspensión de su pensión. Tras pasar al ostracismo y al olvido, fue vilipendiado, acusado falsamente y denigrado en su vida personal. Vivió el resto de la vida en circunstancias muy difíciles, pero nunca se arrepintió de su acción. Murió en la pobreza en 1972.

Después de su muerte, fue devuelto a la memoria pública en 1984. También fue rehabilitado, llegando a anularse la condena previa y revocarse la sentencia. Además, el gobierno del cantón suizo se ha visto obligado a pagar una indemnización a sus descendientes, con cuyos medios han montado una Fundación que lleva su nombre[15]. Ha sido reconocido como Justos entre la Naciones por la Fundación conmemorativa del Holocausto de Yad Vashem[16].

No soy de los que cree que la historia hace necesariamente justicia a los héroes que han hecho que otro mundo sea mejor. Más bien he comprobado la hipótesis nula de ello: La historia hará justicia con aquellos que no responden en vida.

 

“Es cierto, en cualquier caso, que la ignorancia aliada con el poder, es el enemigo más fiero que la justicia puede tener” 

(James A. Baldwin).

[i]Integrantes del Grupo LARCS: María José Vílchez Lara, María C. Vázquez Torres, Elena García Sánchez, Raúl Sánchez Fernández, Juan José Portolés Radiu, María Luisa Álvarez Méndez, Emilio Silva Barrera y Juan Antonio Palacios Castaño, entre otros

[1] “Zoido: ‘Hay que concienciar a las ONG de que no favorezcan la inmigración irregular’”. Eldiario.es. EFE – Tallin. 06/07/2017. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.eldiario.es/desalambre/Zoido-concienciar-ONG-favorezcan-inmigracion_0_662133870.html

[2] “La muerte del niño kurdo Aylan Kurdi es una bofetada a la Humanidad”, Resumen latinoamericano, 03/09/15. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.resumenlatinoamericano.org/2015/09/03/la-muerte-del-nino-sirio-aylan-kurdi-es-una-bofetada-a-la-humanidad/

[3]  “El Mediterráneo sigue siendo un cementerio: 664 refugiados han muerto en lo que va de año”. Diario crítico, 12/04/17. Consultado con fecha 08/07/17

https://www.diariocritico.com/refugiados-migrantes-muertos-mar-mediterraneo-2017

[4] “Un año después de esta foto hemos tenido 423 Aylan muertos en las costas de Europa”. Magnet. 02/09/16. Consultado con fecha 08/07/17

https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/un-ano-despues-de-esta-foto-hemos-tenido-423-aylan-muertos-en-las-costas-de-europa

[5] “Se contabilizan 101.266 llegadas y 2.297 muertes en el Mediterráneo en 2017”. IOM-OIM. 07/07/17. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.iom.int/es/news/se-contabilizan-101266-llegadas-y-2297-muertes-en-el-mediterraneo-en-2017

[6] “Le Pen arranca su campaña en contra de la UE, la inmigración y el islamismo”. El confidencial. 05/02/17. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.elconfidencial.com/mundo/2017-02-05/le-pen-campana-primarias-francia-contra-ue-islamismo_1327043/

[7] “De los 17.387 refugiados que España se comprometió a acoger en 2015, sólo han llegado 1.212”. El HuffPost. 30/03/17. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.huffingtonpost.es/2017/03/30/de-los-17-387-refugiados-que-espana-se-comprometio-a-acoger-en-2_a_22018585/

[8] “El Gobierno español abandona la solidaridad internacional con un recorte en la ayuda al desarrollo del 73%”. Oxfam Intermón. 28/03/2017. C

http://www.oxfamintermon.org/es/sala-de-prensa/nota-de-prensa/gobierno-espanol-abandona-solidaridad-internacional-con-un-recorte-en-

[9] Oxfam (2017). “La cooperación española toca fondo. la nueva legislatura, momento de refundación. Oxfam Intermón. 28/03/2017. Consultado con fecha 08/07/17

https://oxfamintermon.s3.amazonaws.com/sites/default/files/documentos/files/Informe_Realidad_de_la_Ayuda_marzo%202017.pdf

[10] “Mueren un centenar de personas en el hundimiento de un bote en la costa de Libia”. La vanguardia. internacional, 13/04/17. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.lavanguardia.com/internacional/20170413/421670960370/frontex-declara-guerra-ong-rescate-mediterraneo.html

[11] La acusación de un fiscal italiano contra las ONG de rescate de refugiados da alas a los xenófobos”. Eldiario.es. 05/05/17. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.eldiario.es/desalambre/acusacion-italiano-ONG-refugiados-xenofobos_0_640436221.html

[12] “Los gobiernos italiano y libio pretenden aumentar el control de los barcos de rescate de las ONG”. Eldiario.es. 04/07/2017. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.eldiario.es/theguardian/Italia-Libia-barcos-ONG-Mediterraneo_0_661434676.html

[13] Baruj Tenembaum. “El ejemplo de Grüninger”. The International Raoul Wallenberg. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.raoulwallenberg.net/es/destacados/ejemplo-gr-uuml-ninger/

[14] Holocaust Memorial Day Trust. “Rescuer Story: Paul Grüninger”. Consultado con fecha 08/07/17

http://hmd.org.uk/resources/stories/paul-gr%C3%BCninger

http://hmd.org.uk/sites/default/files/files/stories/paul_gruninger_1.pdf

[15] Paul Grüninger Stiftung. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.paul-grueninger.ch/

[16] Yad Vashem – The World Holocaust Remembrance Center. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.yadvashem.org/

[1] Yad Vashem – The World Holocaust Remembrance Center. Consultado con fecha 08/07/17

http://www.yadvashem.org/