Alfon libre, empieza la campaña difamatoria

09 Ene 2013
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , , , , , ,
Comentarios

Por fin han liberado (esto era un secuestro practicamente) al preso político Alfon. Deben haberse cansado del sainete que tenían. Acabo de hablar con su madre Elena Ortega, y me cuenta que no llega a casa hasta las 8 de la tarde y que aún no ha podido hablar con su abogado. También me ha dicho preocupada que la última visita ya le vio muy mal, le dijo “Mamá, aquí somos cachos de carne. No le importamos a nadie”, y que ha tenido fiebre dos veces.

Por fin Alfon va a poder contar su parte de la historia, Pero ya antes de que ponga un pie en la calle y se le permita defenderse, la caverna mediática de ultraderechas ha comenzado una agresiva campaña de criminalización y demonización del que ya llaman “El héroe antifascista”. Especialmente en un infame artículo-panfleto propagandistico difamador (me gustaría que se tomasen medidas legales contra estas injurias) la hoja parroquial nacional-católica llamado periódico ABC se atreve a inventarse todo un historial “delictivo” que para sí quisiera Jack el Destripador a pesar de saberse que Alfon no tiene antecedentes criminales.

El infame artículo por encargo de la derechona se titula: “Alfon”, el “héroe” antifascista: atraco, agresión sexual y drogas. Y todo esto bajo una nueva sección que el medio cavernario ha creado para aglutinar su propaganda anti-libertad y que llama Grupos radicales, mire usted. Y para coronar la campaña de absurdas demonizaciones yu-yu-miedito-burgués no demostrable pero de alto impacto, bajo el titular, en temas relacionados, nos ponen un clarificador: cabezas rapadas. No, bonitas, los cabezas rapadas son los vuestros, los neonazis a los que les autorizáis manifestaciones por el  centro de Madrid brazo en alto (gracias Cifuentes por semejante acto de modernidad) son de los vuestros, de los que acaban en el Valle de los Caídos llorando por los tiempos dictatoriales en los que podían violar a mujeres, matar a “maricones” o fusilar a “rojos” con total impunidad. Asómbrense de la dignidad, fiabilidad y contrastada profesionalidad periodística del ABC, dice mucho de su credibilidad:

Alfonportadaabc

 

Los hechos que narra ABC son muy graves. Si fuese culpable estaría aun cumpliendo condena o, como mínimo, en libertad vigilada; si esto fuera verdad tendría que haber vuelto al centro en el que estuviera cumpliendo condena. Pero lo peor es que en ese libelo hablan de antecedentes de 2009. Entonces Alfon era menor de edad; la propia policía no tiene acceso a los antecedentes como menor… ¿cómo los consigue ABC? Y todo sin aportar una sola prueba, oiga.

Curiosamente la noticia era subida a las 10:54, con lo cual han sido informados de la libertad de Alfon antes que nadie. Parece que alguien haya dicho: ponedle en libertad que ya no tenemos forma de justificar este desmán, pero marcadle y difamadle para asustar a los nuestros y que nadie crea en su inocencia aunque tengamos que decretarla juridicamente.

Eso sí, llama la atención el cuidado que ponen en subrayar que la única acusación real que había es presunta. Nótese que en el titular poner un sorprendente “presuntamente portar explosivos”. ¿Quizás ni eso se pueda demostrar después de todo? Pero toda la ristra de delirantes acusaciones sin pruebas que siguen si que no son presuntas.

El clásico difama que algo queda, vamos.

En los próximos meses veremos un concienzudo intento por parte de la propaganda cristofascista por dañar la imagen y credibilidad de Alfon lo más posible. Que no se convierta en un héroe o un símbolo para la izquierda. Mucho menos un ejemplo en torno al cual se reorganizen, han pensado asustados los Goebbels de la derecha. Nos interesa que la izquierda siga desconcertada, avergonzada y fragmentada.

Porque un detalle que su madre, la gran Elena Ortega, me ha contado es que el PSOE también les han apoyado. Yo sabía que estaban con ello (incluso acudí a la manifestación de Sol con la magnífica compañera feminista y diputada del PSOE Ángeles Álvarez), pero habían pedido “discreción” para indagar sobre este desvarío procesal. Ojalá aprendan de IU, el SAT y los grupos de izquierdas que han luchado abiertamente por su dignidad que es la nuestra.

A las ocho de la tarde tendremos a nuestro Alfon al alcance de un abrazo. Y sí, por más que les joda y pongan todas las comillas que quieran para ridiculizarle, Alfon es ya un héroe antifascista. Un héroe de la izquierda.

Esta alegría no nos la quita nadie. vean el aspecto del “peligroso criminal” abrazando a su madre, Elena Ortega:

alfonlibreyelena

 

O estas declaraciones que ha hecho nada más salir:

alfonlibre-sinmiedo

 

PD; Curioso dato sobre quién sigue al autor de este libelo sin prueba alguna:

alfonABC-carloshidalgoautornoticia

 

PD2: Y atención a cómo contrasta la policía, el SUP, la veracidad de las acusaciones en las que se basa para decir alegremente que alguien”está bien en la cárcel”. Así proceden lo que encarcelan (¿dolidos porque vuestro montaje policial no prospera?) creyendo en periodistas que recuerdan a otras noticias del ABC como cuando publicó los diarios FALSOS de Enrique Ruano en los que anunciaba que se suicidaba:

alfonSUP

 

Sobre la fiabilidad del ABC inculpando a luchadores contra la dictadura y por la libertad y apoyando a Hitler (a quien felicitaba su cumpleaños) o Franco, me permito subir un lúcido comentario de Cerdos Franquistas:

No es la primera vez que lo hacen:
Los agentes de la Brigada Político Social buscaron por toda la casa de Enrique Ruano cualquier documento que disfrazara su muerte como un suicidio. “Encontraron en el bolsillo de una americana una carta que iba a enviar a su psiquiatra”, recuerda la hermana del joven estudiante asesinado, Margot Ruano, de 61 años. Cuando la misiva llegó al Ministerio de Información, dirigido entonces (enero de 1969) por Manuel Fraga, comenzó una de las estrategias más sombrías de la biografía del político gallego. El documento que Enrique iba a enviar a su psiquiatra, Carlos Castilla del Pino, fue manipulada por los hombres de Fraga en un diario personal que supuestamente desvelaba las tentaciones suicidas de Ruano. El diario ABC publicó las frases textuales que Enrique relataba a su psiquiatra y acompañó la filtración de una columna titulada: “Víctima sí, ¿pero de quién?”, en la que critican la supuesta utilización por parte de la izquierda de la muerte “de un pobre muchacho tocado de una clara y típica psicopatía”. “Fraga lastró la memoria de mi hermano influyendo en la prensa de la época para justificar un asesinato calificándolo como un suicidio”, recuerda Margot en Víctimas del Fraga franquista.

A lo que añade, gracias, un monumento a la infamia del ABC. La página de hemeroteca del diario en la que se falsificó el documento para exculpar a la policia.

PD3: Y en referencia a los “antecedentes policiales” de Alfon, gracias al comentarista Donald Arvid Nelson  sabemos que, como bien explicaba Javier Ortíz en su columna de recomendable lectura para difamadores fasciorangutanes varios:

Me quedo perplejo cada vez que lo escucho o lo leo: «El detenido cuenta con numerosos antecedentes policiales…». Me pregunto qué diablos es eso de los antecedentes policiales.

Vale, la policía detiene a alguien. Se supone que lo hace porque cree que ha cometido algún delito. A partir de lo cual, se abren dos posibilidades: o los agentes de la autoridad logran acumular suficientes elementos de prueba como para que el detenido sea posteriormente procesado por un juez y condenado por un tribunal… o no.

En el primer caso, los antecedentes policiales no pintan nada: lo realmente relevante es que el tipo en cuestión tendrá antecedentes penales. En el segundo caso, tampoco pintan nada, porque su existencia sólo demuestra que la policía detuvo a esa persona acusándola de un delito que luego no pudo probar.

De modo y manera que si se afirma de alguien que cuenta con antecedentes policiales, a secas, lo único que se nos comunica de tal persona es que nunca ha sido condenada por la Justicia. Esto es: que, en rigor, no puede ser considerada de ningún modo delincuente.

Sin embargo, el Ministerio del Interior -los Ministerios del Interior, desde tiempos de Carracuca-, en vez de ocultar prudentemente las muchas detenciones que sus servidores practican sin fundamento suficiente, o su incapacidad para llevar sus investigaciones a buen puerto, las aventan cada dos por tres en sus comunicados: «El detenido cuenta con numerosos antecedentes policiales».

Es un modo inocuo de culpabilizar socialmente a quienes no han podido imputar legalmente.

Está muy bien aclarar las estrategias de los cristofascistas represores para criminalizar a las víctimas y legitimar al verdugo.

 

 


comments powered by Disqus