Principia Marsupia

Los diferentes tipos de tests para el coronavirus

1.- PCR (siglas en inglés de "reacción en cadena de la polimerasa"): detectan el virus

¿Cómo funcionan las PCRs?

Primero se toma una muestra del paciente (introduciendo un bastoncillo por la nariz). Luego se inactiva el virus en el laboratorio y ahí empieza la llamada PCR.

El coronavirus es una "bola" formada por grasa y proteínas que rodean el ARN, su material genético.

El ARN funciona como el "manual de instrucciones" del virus: le dice cómo debe multiplicarse una vez ha infectado una célula humana. Conocemos desde enero el ARN del virus: es una secuencia de 30.000 letras como las de la siguiente imagen.

El ARN se traduce a ADN.

Cada molécula de ADN tiene la forma de una doble cadena y está formado por unos elementos llamados "nucleótidos". Los nucleótidos pueden ser una de estas 4 letras: A, T, C o G.

Cada una de estas 4 letras tiene su complementaria.

Las letras "A" siempre se emparejan con las letras "T".

Las letras "C" siempre se emparejan con las letras "G".

Gracias a esta complementariedad, las células pueden hacer una copia exacta del ADN cuando se dividen.

Como conocemos el ARN (y por tanto el ADN) del virus, los científicos introducen una pequeña secuencia llamada de nucleótidos (llamados "primers") que se acoplan a sus complementarios.

Utilizando ciclos repetidos de temperatura, esos fragmentos de ADN del virus se multiplican millones de veces hasta ser detectados.

¿Cuál es la ventaja de las PCRs?

Son muy precisas: pueden detectar una sola partícula de virus.

¿Cuáles son los inconvenientes?

Es una técnica que compleja que requiere de tiempo y de personal especializado.

Otro inconveniente es que una vez has pasado la infección, el virus ha desaparecido de tu cuerpo y no podemos saber si hemos pasado o no la enfermedad.

2.- Test de antígenos ("tests rápidos"): detectan el virus

Estos tests detectan proteínas ("las espinas") en la superficie del virus.

Se saca una muestra del paciente (igual que para la PCR) y se posa sobre una superficie que reacciona con las proteínas.

¿Cuál es la ventaja?

Que son mucho más rápidos y sencillos: son parecidos a un "test de embarazo".

¿Cuáles son las desventajas?

Como no amplifican el virus, son mucho menos precisos que las PCR.

Igual que con las PCR, sólo funcionan mientras el virus está en el cuerpo. No funcionan para saber si hemos pasado o no la enfermedad.

3.- Tests de anticuerpos: detectan anticuerpos, pero no el virus.

Antes de explicar cómo funcionan los "tests de anticuerpos", tenemos que entender el mecanismo que usa nuestro organismo para detectar y eliminar las "cosas externas": por ejemplo, el coronavirus.

Ese mecanismo se llama "sistema inmunitario". El sistema inmunitario de los humanos es extraordinariamente complejo y está compuesto por diferentes órganos y componentes.

Un componente fundamental del sistema inmunitario son los llamados "anticuerpos" que se "enganchan" al virus señalándolo y preparando su eliminación.

Los anticuerpos (en color azul) son una especie de "cerraduras hechas a medida" de la "llave" (en naranja) que identifica a cada virus (en amarillo).

Cada virus es una "llave" diferente. Nuestro cuerpo debe desarrollar esos anticuerpos.
Hay dos tipos de anticuerpos:

- Inmuglobina M, ("IgM"): se empiezan a detectar alrededor de 10 días tras los primeros síntomas. Dura poco tiempo en el cuerpo.

- Inmuglobina G, ("IgG"): se empieza a detectar alrededor de 15 días tras los primeros síntomas. Duran más tiempo en el organismo.

¿Qué ventajas tienen los tests de anticuerpos?

Que podemos saber si hemos tenido o no la infección en el pasado (y por tanto tenemos cierta inmunidad).

Son mucho muy sencillos: sólo hay que sacar una gota de sangre del paciente.

¿Qué desventajas tienen?

Que no sabemos aún cuánto tiempo dura la inmunidad. Para el SARS (un virus muy parecido al nuevo coronavirus), son 2 años.