Principia Marsupia

La vacuna nasal contra el covid: la esperanza para cortar del todo la transmisión del virus

Meissa Vaccines

Más de 4.000 millones de personas, la mitad de la población humana en el planeta ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna frente a la covid.

Por ahora las vacunas aprobadas se administran por inyección, y todas han demostrado una enorme eficacia en evitar el desarrollo de la enfermedad grave y las muertes.

Pero los científicos ya están pensando en la siguiente evolución: una vacuna que también elimine las infecciones y bloquee así la transmisión del virus.

Las vacunas de administración nasal (un 'spray') es uno de los caminos más prometedores.

¿Cuántas vacunas nasales se están desarrollando?

Según la base de datos que mantiene la Agencia Estadounidense del Medicamento, ya hay 6 vacunas nasales frente a la covid que están en alguna de las fases de ensayos clínicos.

¿Qué ventajas tienen las vacunas nasales?

El principio básico de cualquier vacuna es 'entrenar' a nuestro sistema inmunitario para que esté preparado por si alguna vez se encuentra con el virus de verdad.

Pues bien: las vacunas de administración nasal son las que mejor 'imitan' al SARS-CoV-2, pues es un virus que entra al cuerpo a través del sistema respiratorio.

Las vacunas que se inyectan en el brazo son muy eficaces. Pero muchos investigadores creen que una vacuna nasal lo podría ser aún más porque se concentra más en la zona donde el sistema inmunitario tiene el primer contacto con el virus.

Pero el 'sistema inmutario' está en la sangre, ¿no?

No.

Los diferentes componentes del sistema inmuntario (por ejemplo los linfocitos B y T) no se encuentran sólo en la sangre, sino también en otros tejidos.

Por ejemplo: algunos tipos de anticuerpos también 'viven' en las mucosas que bañan los órganos respiratorios. Y es justo allí donde comienza la infección.

¿Existen vacunas nasales frente a otras enfermedades?

Las autoridades sanitarias estadounidenses ya aprobaron en 2003 una vacuna nasal frente a la gripe (llamada 'FluMist' y desarrollada por AstraZeneca).

¿Por qué se están tardando más en desarrollar la vacuna nasal que las vacunas inyectables?

Porque hay mucha más experiencia con las vacunas inyectables.

La 'inmunología de las mucosas' es un campo médico que está aún en pleno desarrollo. Los científicos tienen que desarrollar métodos y técnicas que en las vacunas inyectables se conocen desde hace décadas.