Diario de un altermundista

Las orejas del lobo

La crisis empieza a ser aprovechada por los empresarios. La CEOE ha roto el proceso de negociación con sindicatos y gobierno, proponiendo enormes rebajas de las cotizaciones sociales y acabar con el despido improcedente, es decir conseguir el despido libre (ya ni hablan de reducir el coste del despido). Saben lo que hacen. La necesidad apremia. Los trabajadores viven en un "ay" por si mañana no tienen trabajo, los parados quieren trabajar, algunos al precio que sea. El gobierno y los sindicatos ya han mostrado su indignación. Veamos a donde nos lleva, ¿a mayor protección social o a una nueva reforma laboral? -que por su parte ya anuncian los beligerantes empresarios españoles. Hubo unos amigos franceses y alemanes, del tejido social de estos países, que hace unos meses me preguntaron por qué en España no había habido todavía una huelga general desde el inicio de esta crisis, cuando era el país en que más estaba subiendo el paro de toda Europa. ¿Será que los empresarios no entienden otro lenguaje? Al lobo se le empiezan a ver las orejas, mientras, Caperucita, sigue sin saber si se trata de un lobo o de su abuelita.