Diario de un altermundista

No olvidemos a Rusia, o China...

Las sospechas de que en Rusia no hay espacio para voces discordantes con la falta de libertades en este país se confirman cada vez con más evidencias. En este caso, ha sido encontrado el cuerpo sin vida de otro activista ruso, una semana después del asesinato de la defensora de Derechos Humanos en Chechenia Natalia Estemirova. Se trata de Andrei Kulagin, miembro de la ONG defensora de los Derechos Humanos Spravedlivost. El director de la ONG para la que Kulagin trabajaba ha denunciado en la página web de la asociación la presión a la que están sometidos los activistas y ha vinculado esta última muerte con los asesinatos tanto de Estemirova como de la periodista Anna Politkóvskaya. Creo que deberíamos centrar nuestras críticas, además de en la política exterior estadounidense, no tan diferente desde la llegada de Obama, en la situación y comportamiento de otras grandes superpotencias, que merecen también una contundente respuesta por parte de los movimientos sociales. China y Rusia deberían deberían tener más peso en la agenda activista, porque razones no faltan.