Opinion · Puntadas sin hilo

Merkel y el IV Reich

Con arreglo a las normas económico-financieras que rigen el mundo occidental, España al día de hoy no tiene remedio. Ello es muy fácil de explicar: porque no puede pagar la deuda que arrastra. Es imposible pagar un billón de euros. Es imposible pagar mil millones de euros diariamente.

Estábamos siguiendo, y era un principio de fe, que la prima de riesgo no podía pasar de 200 puntos básicos y estamos en 500. ¿Qué significa esto? Que cada vez que nos endeudamos es a un precio inadmisible.

¿A qué nos lleva lo anterior? ¿Dónde está la causa de esta situación española? Única y exclusivamente en la señora Merkel. ¿Y qué es lo que pretende la señora Merkel? Ocupar peón a peón Europa merced al trasfondo atávico-político de los alemanes. Con lo cual estaría reinventando el IV Reich, al que auguro un éxito mayor que al III, de todos conocido cómo terminó.

Acabaremos siendo lo que Alemania quiera, y todos sabemos que Alemania es implacable, y que por su afán expansivo esta vez no va a necesitar las Panzer Division, bombardear Londres o crear el gueto de Varsovia. Es mucho más simple: dominar y controlar los mercados.

Por lo tanto, los españoles de esta generación y de la próxima nos tenemos que ir preparando para la penuria después de conocer los métodos de estos mercados, y como muestra dos apuntes: Uno, que la deuda se pagará antes de atender a los parados y jubilados. Dos, que el presupuesto de 2014 debe tener el visado de dichos mercados (léase Alemania). España ya está ocupada, y solo nos queda rendirnos y ponernos en manos de Merkel, que nombrará ministros y hará y deshará lo que estime conveniente, sin importarle lo que suframos nosotros mientras los alemanes no sufran. Merkel sabe muy bien que con este sistema que nos impone no se va a crear empleo ni habrá crecimiento, con lo que caeremos bajo la soberanía alemana, y solo nos queda suplicar que no nos agobie al máximo y nos deje respirar.

En fin, siendo optimistas podemos esperar que se dé alguna circunstancia que en el campo económico en que nos movemos se parezca al desembarco de Normandía. Desembarco que no se producirá a través de la federalización de Europa, como sería deseable, porque Merkel en ningún caso va a tratar a España de igual a igual, y por ello no cabría esa federalización. Pero tampoco va a permitir que España salga de Europa y del euro, porque nos necesita si quiere que sus bancos cobren al menos parte de la deuda y cuando sea.

No debemos culpar a estos gobernantes ni a los anteriores, que ya podrían explicárnoslo sin los camuflajes de lenguaje y circunloquios habituales que les descalifican. España ya está ocupada. Solo queda preguntarse: En las ocupaciones por Alemania en tiempos anteriores, siempre contó con colaboracionistas fieles. En España actualmente, ¿quiénes son esos colaboracionistas?

———————–

Gota VIOLENCIA: Dado que no nos ponemos de acuerdo en lo que sea la violencia y su legitimidad y legalidad, ¿podrían ustedes instruirme sobre ello?