Bulocracia

El afable bulo de la "flor del Himalaya que solo florece cada 400 años"

"Flor del Himalaya que solo florece cada 400 años. Nuestra generación tiene el privilegio de poder verla. Enviar a los demás también".

En las redes sociales podemos encontrarnos con la imagen de una sorprendente flor de la que se dicen estas cosas. Suele tratarse de una flor blanca y alargada, aunque hay quienes han querido difundir otras. En Facebook, sobre todo, podemos ver docenas de estos compartidos que son del todo falsos: no hay ninguna flor que brote cada 400 años, ni en el Himalaya ni en ningún otro lugar de la Tierra.

Captura de FB con 28 fotos.

Otras versiones de este bulo hablan de la "flor de la Pagoda del Tíbet", de la "hermosa orquídea paloma", de la "flor de Mahameru" o de la "flor de Arya", que igualmente brotarían "una vez cada 400 años en el Himalaya". También está el "Jardín del Tíbet en el Himalaya", en versión vídeo, donde no solo surgiría la flor cada cuatro siglos, sino que después de ese tiempo florecería como por arte de magia todo el entorno.

El bulo se lleva compartiendo desde el pasado verano en Facebook, Instagram y Twitter con la imagen de unas flores blancas y estiradas, pero ahora mucho más. El asunto está muy presente en FB y no es del todo nuevo. Aunque la mayoría de las fotos tienen fecha reciente, también abundan las que datan de 2019. De hecho, AFP desmintió esta falacia por primera vez en octubre del año pasado, un mes después de que surgiera.

El medio francés se refería entonces a la imagen de una flor abierta y mencionaba que había sido difundida con su comentario "en inglés, portugués, italiano, alemán, polaco e indonesio", además de en español.

De esta flor decía que en realidad es una "Carnegiea gigantea" o "cactus saguaro, una planta que predomina en Arizona, Estados Unidos, y en el estado mexicano de Sonora", y brota todos los años entre mayo y junio: "La imagen fue tomada en Cañón Sabino, ubicado en la ciudad estadounidense de Tucson, por Max Licher, botánico y fotógrafo colaborador del sitio".

AFP desvela, basándose en la opinión de un experto, que hay algunos agaves que no forman flores hasta pasados 15 años de su nacimiento y que algunas especies de bambú "florecen de manera masiva y sincronizada cada 15 años aproximadamente". Son plantas excepcionales porque en la mayoría las flores surgen "cada año o cada dos" y en éstas sucede cada 15, pero lo de florecer cada 400 es una patraña absoluta.

El pasado 16 de octubre, la agencia desmintió por segunda vez, un año después, que exista una flor del Himalaya que brota cada 400 años, refiriéndose esta vez a la imagen más habitual de la planta en las redes, la de las flores blancas y alargadas.

De la flor de esta imagen dice que es una "Protea cynaroides" o "flor de protea rey blanca sudafricana", la "flor nacional de Sudáfrica". Ni es del Himalaya ni espera siglos para florecer. De hecho, puede brotar varias veces al año.

En definitiva, "nuestra generación tiene el privilegio de poder ver" bulos por doquier. No hay ninguna flor que surja "solo cada 400 años" y está por verse, además, que una pequeña planta pueda vivir tanto. En las redes sociales se usan varias fotos para asegurarlo, pero ninguna de ellas es una "flor del Himalaya".

Lo más parecido a una flor del Himalaya se llama Saussurea obvallata. Crece en esa cordillera a 4.500 metros de altitud, en la India, norte de Myanmar y sudoeste de China. Se la considera la flor de los estados indios de Uttarakhand y Uttar Pradesh y se utiliza como hierba medicinal en todo el Tíbet desde hace siglos. También es blanca y puede recordar a la del bulo, pero ésta florece cada año.

Lo que está claro es que el 'capullo' que inventó el cuento de la flor ha triunfado. Su afable bulo está al margen de cuestiones políticas o polémicas sociales y por eso lo difunden con gusto todo tipo de personas, de toda clase y condición. Lo que demuestra que aunque la patraña casi siempre separa, otras veces une.