La ciencia es la única noticia

Ni caso, la ciencia no se hace en la prensa

OPINIÓN // JUAN J. GÓMEZ

Si James Watson tuviera algún resultado científico que probase que la población negra es menos inteligente que la blanca, como ha declarado a The Sunday Times, lo hubiera comunicado en una revista científica importante, no en declaraciones a un dominical (y a punto de sacar un libro).

Antes de ser publicados, esos resultados habrían sido revisados de manera exhaustiva y validados por científicos de su mismo nivel, que habrían actuado como editores. Así funciona la ciencia. Así avanza el conocimiento. Lo demás, incluida, claro, esa declaración, es mero chismorreo, venga de quien venga. Un asunto así no debe usurpar a la verdadera ciencia el caro espacio que ocupa hoy en los medios, éste incluido.

La declaración de Watson sólo desacredita al ciudadano Watson –ni siquiera al Watson científico–, pero dándole pábulo corremos peligro de desacreditar a la ciencia.

Quien crea que Watson, por ser coautor del hallazgo científico más importante para la biología del siglo XX, no puede ser además un tipo políticamente incorrecto (por ser suave) o un racista zafio, valga la redundancia (por ser sincero), ignora que los científicos son seres humanos y, como tales, coleccionan multitud de defectos personales. Por eso la ciencia es siempre un logro colectivo.