Ciudadanos

Los 7 pequeños magníficos

FERNANDO LÓPEZ AGUDÍN

No ocurría desde la transición. Unos funerales de Estado envueltos en insultos "ultras" contra Zapatero nos retrotrae a la imagen de Súarez o el general Gutiérrez Mellado, abucheados y zarandeados en ceremonias similares, nada más salir España de la dictadura de Franco. Nada refleja mejor la involución ideológica de un minoritario sector de la sociedad española. El viaje de ida del franquismo de ayer es hoy el viaje de vuelta al neofranquismo.

Pese a que desde Génova unos hacen la maleta, otros cierran los ojos y los terceros aplauden, ahí están. Ocupan medios de comunicación, dirigen asociaciones, convocan manifestaciones, empiezan a gritar contra quien es insultado como " Maricomplejines" e imponen su línea a un titubeante P.P. sin dirección alguna tras la huída de Rato y Piqué, la indecisión de Gallardón , el entrismo de Mayor Oreja, la picaresca de Zaplana o el cálculo frío e inteligente de Aguirre. Este es el "cuatridilema". Huir de esa realidad extremista , afrontarla, sumarla o encauzarla.

El objetivo " ultra" es claro. Reconvertir al Partido Popular en Alianza Popular. Buscan retorno de los 7 magníficos o , mejor dicho, de sus herederos porque Fraga, el más magnífico de todos ellos, no está por enterrar la derecha civilizada. Ahora serían como la versión hispana de Napoleón el pequeño. O sea, los 7 pequeños magníficos A saber. Aznar, Acebes, Zaplana, Mayor Oreja, Vidal Quadras, San Gil y Alcaraz. Todos al grito de " Santiago y cierra España".