Posibilidad de un nido

Gracias, diputada Castañón

Ayer la poeta y diputada de Unidas Podemos Sofía Castañón demostró en unos pocos minutos que no, que en el Congreso no es todo bronca, que en la política española no todos los partidos son iguales, nuestro presente y nuestro futuro pueden estar en manos de personas cultas, educadas y contundentes.

Probablemente ninguno de los fascistas de VOX a quienes se dirigía conocen los nombres de las mujeres, también cultas, también educadas, también contundentes, que Castañón les pasó por la cara. Por eso no se dieron cuenta de cómo el Parlamento se iba decorando de literatura y pensamiento. No notaron la forma en la que campos, libros, mares, esculturas, peñas y pinceles ocupaban palabra a palabra el espacio que les corresponde en este país, y al hacerlo, iban achaparrándolos hasta dejarlos convertidos en un puñado de matojos secos, sin aire desorientados.

De haber sido capaces, habrían asistido al prodigio de un Congreso de los Diputados donde de pronto estaban representadas las gentes trabajadoras, las que llegan a casa cansadas, las que leen en los ratos que les deja el cumplir, las que pasean la incomparable elegancia de la serenidad sin pompa, las gentes que crean y las que gozan de lo creado, las criaturas dormidas a la voz de la madre leyendo poesía, a la del padre pasando las hojas. Pero qué sabrán ellos de representar al pueblo.

Qué sabrán ellos del verbo trabajar.

Qué sabrán del calor de las letras.

Qué sabrán de caer rendida, rendido, al acabar la jornada.

Qué sabrán de los sueños que cruzan generaciones de mujeres que sueñan.

Qué sabrán de soñar.

Quiero dar las gracias a la diputada y poeta Sofía Castañón por el primoroso ejercicio que llevó a cabo ayer en la Cámara Baja de las Cortes Generales, "órgano constitucional que representa al pueblo español". Su intervención obró la maravilla de que el "pueblo español" representado fuera mejor, mayor, más libre, más valiente.

Ah, representar… Si te representa un zafio, te convierte en zafio. Si te representa una ignorante, te convierte en ignorante. Si te representa una mujer culta y serena, digna y sana, inevitablemente te mejora.

Eso es lo que sucedió ayer, eso de mejorarnos y darnos espacio, gracias al oficio de la diputada de Unidas Podemos. Pero no es solo Sofía Castañón, son las intervenciones de la ministra de Economía Yolanda Díaz, de la ministra de Igualdad Irene Montero, de la delegada del Gobierno para la Violencia de Género Victoria Rosell…

En fin, no sé si eso somos, pero eso nos gustaría ser.

Gracias.