Opinion · Posos de anarquía

Infeliz Navidad

A los que cumplen incumplimientos, a los mercados de mercadillo, al capital con capital, a los programas de mentiras, a la honradez sin programar, a las amnesias fiscales, a los paraísos infernales, a la incompetencia competitiva, a la tortura legal, a los que se caen de guindos, a los que modulan con porra, a las manifestaciones antimanifestaciones, a las dietas que engordan, a los dedos que nombran, a los enchufes de chufas, a los recortes sin corte, a las reformas que deforman, al despido de saldo, al boom de los explotadores, a la flexibilidad inflexible, a la soberanía impopular, a los plenos sin público y a los foros si aforo, a los pactos de repartos, a la privatización de los beneficios, a los numeros rojos de los hombres de negro, a las deudas sin padre nuestro, a los déficits de honradez, a los impuestos mal puestos, al IVA para arriba, al Derecho torcido, al arbitraje arbitrario, a la Justicia en metálico, a los padrinos con prima sin riesgo, a los pufos de altos vuelos, al maquillaje Marca España, a la libertad de censura, a los entes sin mente, a los ERE que ERE, a los corruptos sin depurar, a los asesores sin consejo, a los viernes de dolores, al Régimen sancionador, al espigón antimareas, a la Sanidad terminal, al ministerio de herbolario, a las pensiones de muerte vitalicias, a las comisiones bajo cuerda, a los ricos de atar, a los casinos de Estado, a los mercaderes de la enseñanza y a los ministros sin educación, a la reválidas inválidas,  al rey de la caza, a los amiguitos del alma sin alma, a los trileros de la bolsa o la vida, al espectáculo de especuladores, a los traficantes con cargo, a la carga neoliberal, a los patriotas de quita y pon, al I-D-i, a los tasadores de vidas, al crédito sin crédito, a los que secuestran con rescates, a los bancos desbancados, a las cajas sin fondo, a las estafas preferentes, a los preferidos, a los banqueros en banquillos, a los numerarios de seis cifras, a la religión pública, a los provida verdugos de vivos, a la competencia de los monopolios, a la Constitución descompuesta, a la mayoría silenciosa…

… a todos, infeliz Navidad.