Opinión · Posos de anarquía

Diez motivos por los que el fútbol apesta

Seguramente habrá quienes a pesar de este decálogo, continúen defendiendo el fútbol a capa y espada. Habrá quien, muy acertadamente, matice que lo que realmente critico yo es el negocio del fútbol, no el deporte en sí, pero ¿saben qué? Es casi lo mismo, porque ¿cuántos de los que distinguen entre fútbol y negocio del fútbol ven alguna vez un partido de categorías inferiores, un partido de fútbol base? En porcentaje respecto al total, una cantidad mínima. Les invito a que confeccionen su propia lista.

1.- Los sueldos que cobran las mega estrellas no sólo son exagerados sino, además, totalmente injustificados. Con lo que pagó el Real Madrid por Bale se podrían cubrir todas las becas de comedor y libros (y sobra) que la Comunidad de Madrid daba antes de que Esperanza Aguirre arrancara la oleada de recortes. La cuantía del fichaje de Bale es siete veces mayor que lo que Madrid ha presupuestado en 2014 para estas becas.

2.- El fútbol se ha convertido en uno de los máximos exponentes del capitalismo. Sólo con lo que ingresan al año el Real Madrid y el FC Barcelona se podría haber cubierto el tijeretazo que el Gobierno de Rajoy ha dado a la atención a la dependencia este año. A nivel internacional, la FIFA mira a otro lado cuando se amontonan las denuncias por esclavitud en las obras del mundial de Qatar.

3.- Se trata a los futbolistas como deportistas de élite cuando no lo son. De media, los jugadores entrenan cinco días a la semana, dos horas al día en el campo más otra hora adicional en el gimnasio. En un partido recorren unos 11 kilómetros, aunque el 72% de ellos lo hacen caminando, un 18% corriendo, un 7% esprintando y un 3% regateando. Una atleta como Gema Barrachina (10.000 metros) puede entrenar siete días a la semana, cuatro de ellos con sesión doble, durando cada sesión entre 2-3 horas.

4.- El fútbol se ha convertido en el ecosistema natural para los corruptos, desde presidentes a socios e instituciones se mueven como pez en el agua en el fango mafioso que empapa al mal llamado deporte rey. La lista de nombres es interminable, la misma que el propio Gobierno de Rajoy trata de ocultar cuando alguien externo intenta tirar de la manta.

5.- Como destapa Miguel Alcantud en su maravillosa ‘Diamantes negros’, a algunos clubes de fútbol no les tiembla la mano a la hora de traficar con jóvenes africanos que sueñan con ser jugadores profesionales. Clubes como el Real Madrid o el FC Barcelona, curiosamente, no apoyaron la realización de este documental.

6.- Dado que la Liga Española se ha convertido en la tapadera de un buen atajo de corruptos, se ejerce el corporativismo aunque sea para pedir el indulto de un tipo de la calaña de Del Nido (Sevilla FC), condenado a siete años de cárcel.

7.- Sujetos como el mencionado Del Nido tienen la desfachatez de pedir su indulto porque puede “beneficiar más a la sociedad desde la libertad que desde dentro de la prisión”. No se acuerda de lo que ya la ha perjudicado con el dinero público que desvió desde el Ayuntamiento de Marbella. Si quiere ayudar, que vaya a prisión sus siete años y, además, devuelva todo lo robado. Es la mejor fórmula para lavar su conciencia… si la tiene.

8.- El corporatismo de mafiosos entre directivos no se extiende a los jugadores, esos deportistas de élite que no se acuerdan de compañeros como los jugadores del Racing –que sí juegan incluso aunque no cobren-, cuando son víctimas de un empresario de pacotilla.

9.- La  deuda de los clubes de fútbol con Hacienda ronda los 700 millones de euros (habría que sumar los millones que debe a la Seguridad Social). Desde el Gobierno se tiende un cable a los grandes ocultando su deuda, por aquello de que son Marca España.

10.- Los poderes fácticos han conseguido recuperar la máxima romana de pan y circo (panem et circenses), adaptándola a los nuevos tiempos: con el circo basta. Nada como ganar un Mundial o una Eurocopa para tender una cortina de humo sobre problemas reales, para que el pueblo se distraiga y no repare en que ya ni siquiera tiene pan.