Posos de anarquía

El rey podría ser una cabra con embudo

A algunos les importa más que ciertos diputados no se levantaran o no aplaudieran al rey ayer que el hecho de que éste traspasara la línea de su neutralidad. A veces nos perdemos en los gestos, que son importantes porque constituyen un modo de protesta, pero gestos al fin y al cabo. Caemos en la trampa que nos tienden quienes aprovechan esa maniobra de distracción para realizar por detrás su tejemanejes. No caigamos en la trampa.

Si lo hacemos, si miramos el dedo en vez de la luna, que al menos sea nuestro dedo, profundicemos en esa maniobra de distracción. Leí a uno de los líderes de opinión del ala más conservadora "Queridos Iglesias y Garzón: Al Rey sí le votaron los españoles. El 90% apoyó la Constitución. A quienes no votaron fue a Lenin y a Stalin". Una afirmación que, quizás, algunos vean como irrefutable pero que no es más que humo.

La realidad es que la mayoría de los que tenemos hoy derecho a voto no participamos en el sufragio para decidir este modelo de monarquía parlamentaria en el que, para estupefacción de quienes, no sólo somos, sino que nos sentimos demócratas, vemos cómo un tipo es jefe de Estado sólo por ser el hijo de quien es... que, por otro lado, fue nombrado príncipe por un dictador. Un 64% de la población española -unos 22 millones de votantes- que hoy podemos votar, no apoyamos entonces al rey en las urnas.

¿Que lo votaron los españoles? Otra mentira más. Lo que se propuso a los españoles fue un paquete completo, una Constitución en la que se metía la figura del rey. Saliendo de una dictadura, la ciudadanía habría votado cualquier cosa con tal de aferrarse a ese texto constitucional que, para quien ha estado privado de comida 30 años, aunque sea solo caldo y no el cocido completo, la Constitución le supo a gloria.

Dicho de manera más clara: los españoles habrían votado que el jefe de Estado fuera una cabra con embudo en la cabeza con tal de tener esa ansiada Constitución. ¿O es que alguien cree que si se hubiera convocado entonces un referéndum independiente el monarca habría tenido ese casi 90% de respaldo?

Es muy probable que hubiera salido elegido, porque la derecha y la extremaderecha tenían entonces -como tienen ahora- mucho poder en España, pero buena parte del pueblo se habría rebelado contra una figura que estuvo a la derecha de Franco tanto tiempo. Esa facción ultraconservadora de España, algunos incluso disfrazados de gente de izquierdas, supo aprovechar la coyuntura para meter en el pack al rey y no volver a otorgar el derecho a decidir a los españoles.

Por otro lado, no podemos olvidar que aquel referéndum de 1978 tuvo un 33% de abstención justificada, sobre todo, por el miedo, el terror que todavía existía a votar. ¿Saben qué? El mismo pánico que se apodera hoy de todos esos conservadores -y de nuevo, muchos disfrazados de izquierda- cada vez que se les plantea el derecho a decidir por parte de quienes les otorgan la soberanía, o sea, el pueblo.