Opinion · Posos de anarquía

Cien desahucios y un Congreso de vergüenza

Afectados y activistas de la PAH de Vallecas denuncian el posible desahucio de más de cien personas de 10 bloques de viviendas del barrio.- PÚBLICO

Ayer se constituían Congreso y Senado dando claras evidencias de la calaña de buena parte de la clase política. La misma que hace campaña, escupe sus proclamas y sus falsas promesas y no escucha a la ciudadanía. La misma que mientras avergüenza a cualquier demócrata pataleando en su escaño ignora realidades como el desahucio de más de 100 personas en Vallecas, a escasos kilómetros de Carrera de San Jerónimo.

Un ritmo de entre 10 y 20 desahucios a la semana en Vallecas es, sencillamente, insoportable. Algunos de ellos son debidos a subidas desorbitadas del precio del alquiler, otros porque una promotora alquiló viviendas sin contar a los nuevos habitantes que ya pesaba una orden de desahucio. El denominador común es que los propietarios de las casas son grandes tenedores de viviendas, es decir, viles especuladores. Debería estar prohibido por ley especular con bienes de primera necesidad y la vivienda, definitivamente, lo es.

Mientras cientos de familias en toda España se enfrentan a la misma situación, los grandes constitucionalistas pataleaban en su escaño con vergonzante comportamiento pueril. Nada les importa el derecho constitucional a la vivienda digna, nada les importan sus compatriotas. Nunca les han escuchado: ni PP, ni Ciudadanos ni Vox han defendido a las personas que no tienen un techo donde vivir y, por el contrario, se han puesto del lado de quienes poseen muchos techos para especular. Ante la oleada de desahucios ellos prefieren poner en marcha leyes anti-okupas.

Hace mucho tiempo que esos tres partidos rompieron los puentes con la realidad. Intentan por todos los medios trasladar la imagen contraria, pero lo cierto es que no escuchan. Ver ayer mismo como Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Cs) o Javier Ortega Smith (Vox) simulaban atender a los funcionarios de prisiones cuando jamás los han escuchado cuando éstos arremeten contra la prisión permanente revisable es intolerable.

Como guinda de un día infame, Casado cerrando la jornada con un mitín en el que sugiere que la detención de Josu Ternera en plena campaña electoral no es casual. De nuevo ETA instrumentalizada, utilizada como arma arrojadiza y, con ella, a todas sus víctimas… por eso no dejó caer a Mari Mar Blanco, a la que el electorado dejó claró que no quería. La necesita para poder seguir usando a ETA, para llenar los huecos de su discurso con parches de una banda terrorista que no existe. No tocaba ayer escuchar a las víctimas, ni siquiera a la Guardia Civil, que le habría aportado una versión muy distinta.

Basta de prestar oídos sólo cuando el viento sopla a favor. Un/a polític@ con talla demócrata escucha más, precisamente, cuando se tiene el viento en contra. El próximo 26 de mayo, tanto en las elecciones europeas, autonómicas o municipales, son ustedes quienes pueden hacer oídos sordos a quienes les ningunean sistemáticamente cada cuatro años.